INGLATERRA

Rashford muestra su hartazgo: "¿Por qué no podemos hacer lo correcto?"

El futbolista inglés del Manchester United ha dado su opinión en redes acerca de su beneficencia hacia los más necesitados.

Mural de Marcus Rashford
Jon Super AP

Marcus Rashford ha salido en su defensa en las últimas semanas por insultos racistas, bulos y demás ataques mediáticos a los que ha tenido que hacer frente. La derrota de la selección inglesa en la final de la Eurocopa frente a Italia y su fallo en uno de los penaltis de la tanda despertó las críticas hacia el jugador.

Este martes, Rashford publicó en su Twitter un hilo de tweets defendiéndose de las acusaciones por "beneficiarse comercialmente" de acuerdos con empresas, según un informe publicado por The Spectator. "Recién he escuchado que The Spectator planea contar una historia sobre cómo me he beneficiado comercialmente en los últimos 18 meses... Para aclarar, no necesito asociarme con marcas. Me asocio porque quiero progresar en el trabajo que hago fuera de la cancha y la mayor parte de los honorarios que recibiría contribuyen a eso".

Miles de personas apuntaron directamente contra el sitio británico y apoyaron el gesto del futbolista, que contó cómo ayuda a los más necesitados: "El verano pasado, 1.3 millones de niños tuvieron acceso a apoyo alimentario, a través de mi relación con Burberry, los niños tienen un lugar seguro para estar después de la escuela donde serán alimentados, luego de la inversión de noviembre... Los niños vulnerables tienen lugares seguros a los que ir en estas vacaciones de verano y, gracias a mi relación con Macmillan, 80.000 niños ahora tienen un libro que pueden llamar suyo".

"¿Tengo un atractivo comercial más grande después de los cambios de sentido? Estoy seguro. Pero también soy futbolista internacional del Manchester United y de Inglaterra. ¿Por qué siempre tiene que haber un motivo? ¿Por qué no podemos hacer lo correcto?", sentenció el jugador, que ha recibido el apoyo de millones de personas e incluso un mural con su rostro fue recuperado por un grupo de fans que pegaron carteles y pancartas con muestras de cariño hacia él.