REAL MADRID

Sin guerra a por Mbappé

En las últimas reuniones mantenidas en el Madrid se plantearon medidas de fuerza para desatascar la situación de la estrella, pero quedaron descartadas.

0

El Real Madrid no irá a la guerra con el PSG por Mbappé. En las reuniones que se han mantenido en la entidad blanca en las últimas horas con los actores que deben participar en una futura negociación se ha llegado a la conclusión de que es mejor no forzar la situación y dejar que el traspaso del futbolista caiga por su propio peso. En este sentido, sin que haya datos oficiales por razones obvias, al Madrid le llega la información de que el PSG va a tener que vender jugadores por valor de 150 millones de euros para cumplir con el Fair Play Financiero. Entre dejar ir libre a Mbappé en 2022 o quitarse esas apreturas contables, el Madrid espera que la entidad parisina se avenga a negociar.

Mbappé ha cumplido con la palabra que le había dado al Madrid y una vez finalizada la Eurocopa habló con varias personas de la cúpula del PSG para asegurarles que no tenía intención alguna de renovar su contrato, que expira en 2022. Luego, se fue de vacaciones y todo quedó emplazado entre jugador y PSG a seguir hablando después de su vuelta al trabajo, que se planea para el día 20 de este mes. Con todo, personas cercanas al entorno del futbolista aconsejaban al Real Madrid que hiciera algo de presión para facilitar esa negociación de traspaso. Pero, a día de hoy, el Madrid descarta esa vía de fuerza.

Estas personas cercanas al futbolista aconsejaban al Madrid no tanto que sus dirigentes hicieran declaraciones altisonantes con respecto a la situación del jugador (realmente está en una cárcel de oro), pero sí que hicieran una presión interna, llamadas de presidente a presidente para poner sobre la mesa la situación: Mbappé ha sido honesto y quiere ir al Real Madrid, y es lo que terminará pasando a partir del próximo 1 de enero, cuando ya podrá firmar su contrato de blanco porque se lo permite la normativa de transferencias d ela FIFA a pesar de que le quedará aún media temporada por jugar en París.

Sucede lo mismo con Lewandowski, el Madrid sabe que está a tiro, pero no quiere enfrentarse al Bayern

Ha ocurrido algo parecido en el Madrid con Lewandowski. Como publicó AS, el delantero polaco se ha puesto a tiro porque está abierto a cambiar de aires y afrontar nuevos retos aunque le quedan dos años de contrato en Múnich. Y vestir la camiseta blanca es el mayor de sus sueños aún. El Madrid sabe bien de esta situación. Si bien es cierto que el Bayern no quiere ni oír hablar de su marcha, un paso delante de la entidad blanca y la fuerza que pudiera hacer el delantero (la haría seguro) podrían haber desencadenado su salida. Pero, una vez más, el Madrid no quiere ir a la guerra con equipos de primera línea del continente, ni con el Bayern ni con el PSG.

Con respecto a Mbappé, si el jugador sigue firme en su intención de no renovar (además, terminó la Eurocopa más convencido aún de querer un cambio de aires por las muchas críticas que recibió en su país), el Madrid cuenta con la posibilidad firme de que pueda llegar a coste cero. Sólo habría que pagar una prima de fichaje que rondaría los 20-30 millones de euros. Sin duda, una situación mucho más ventajosa para las arcas de la entidad, ya que de venir este verano su fichaje ascendería a los 150 millones mínimo (se pagaron 100 más 40 por Hazard cuando también le quedaba un año). Pero si el PSG quiere negociar el Madrid pagará esa cantidad, como deferencia a todo lo hecho por la estrella y, también, al PSG.