Atlético de Madrid

Marcos Paulo, la perla de Brasil que cayó del cielo para el Atleti

El Fluminense le veía como posiblemente el mayor traspaso de la historia del club. Pero vino la pandemia, el mercado de deshinchó y al final se marchará libre al club colchonero.

0

Un chollo. El fichaje de Marcos Paulo por el Atlético de Madrid puede ser uno de estos negocios que, dentro de unos años, será difícil de explicar. Delantero versatil, puede jugar de '9' o por las bandas. Tiene 20 años, con pasaporte comunitario, experiencia de casi tres años en el equipo titular del Fluminense, uno de los clubes más importantes de Brasil y de donde salieron estrellas como Marcelo y Thiago Silva, por ejemplo. Fue internacional primero con las inferiores de Brasil y ahora con Portugal (su abuelo es portugués). Tiene talento, personalidad, pedigrí y experiencia en el equipo profesional de uno de los mayores clubes de Brasil. Una combinación de factores que debería resultar en una venta millonaria para el equipo formador. Pero que, por circunstancias de la pandemia, acabó cayendo de los cielos, gratis, en los brazos del Atlético de Madrid.

Marcos Paulo nació en la misma São Gonçalo de Vinícius Jr, en las afueras de Río de Janeiro. Llegó niño a la cantera del Fluminense donde casi que inmediatamente se convirtió en una de las grandes promesas de las categorías inferiores del país. Fue convocado para la Sub-15, Sub-17 y Sub-18 cuando todavía jugaba de delantero centro y era la joya de la corona del Fluminense, que firmó con él su primer contrato profesional con 17 años y con una multa rescisoria de 45M€.

Lideró la llamada "Generación Dorada" Sub-17 (nacidos en 2001-02) del Fluminense que ganó el Campeonato Carioca y fue subcampeón de la Copa de Brasil en 2018. Marcó 17 goles en 14 partidos aquella temporada, pocos partidos porque estuvo convocado para las inferiores de Brasil y para los partidos del equipo profesional del tricolor. Cómo en su equipo también estaba otro gran talento, João Pedro, delantero puro que acabó vendido al Watford nada más cumplir 18 años, el Fluminense decidió mover Marcos Paulo a la banda, como extremo. Al principio hizo falta una pequeña adaptación, pero el muchacho volvió unos meses después a su mejor nivel.

Sería el traspaso más caro de la historia del Fluminense

El Fluminense estaba tan enamorado de Marcos Paulo que decidió vender a João Pedro primero, pensando en el valor potencial que tendría su compañero en un futuro próximo. La cláusula de 45M€ era el as en la manga del tricolor que pensaba con cerrar su traspaso en 2020 por unos 25M€ a 30M€. Casi el doble del mayor traspaso de la historia del club, el de Gerson a la Roma por 17M€.

El plan iba perfecto. En 2019, ambos subieron al profesional y, aunque João Pedro (ya vendido) empezó mejor, Marcos Paulo fue el gran nombre del equipo al final de la temporada, ayudando a salvar el histórico club carioca del descenso.

Marcos Paulo entró en 2020 como una de las grandes promesas del fútbol brasileño. Era la hora de venderle. Pero vino la pandemia. El mercado se deshinchó. Las ofertas que llegaban no eran ni de cerca lo que buscaba el club que, a partir de un momento, pasó a intentar desesperadamente renovarle, ya que su contrato acababa en el verano de 2021.

Fue ahí donde la relación entre los representantes del futbolista y el club pasó por momentos de mucha tensión. El muchacho pasó a tener menos oportunidades en el equipo titular, el mal rollo era evidente. En diciembre del año pasado el Fluminense intentó venderle a la desesperada al Torino y CSKA Moscú, poco antes de los últimos seis meses finales del contrato, pero el negocio no salió.

La estratégica embestida final del Atleti

Resulta que el Atlético de Madrid estaba siguiendo con atención todo el culebrón alrededor de la situación contractual de Marcos Paulo. Tanto que en el primer día que el jugador quedó libre para negociar con otro club, llegó la oferta de los colchoneros y rápidamente hubo un acuerdo para que él se fuera gratis a Madrid este verano.

“La intención inicial de Marcos Paulo y sus representantes no era salir libre, han intentado que el club tuviera algún tipo de compensación económica. Pero la realidad de la pandemia estropeó los planes y, al final, la oportunidad de irse al Atlético era considerada irrechazable”, explica Felipe Siqueira, reportero de Globo Esporte que cubre el Fluminense a diario. “Las formas con las que saldrá del club han dejado mal sabor de boca, principalmente entre los aficionados, porque había una expectativa enorme de que él sería la venta más cara de la historia del club. Al final, él no ha podido jugar lo que le gustaría en su última temporada y salió de una manera que nadie esperaba”, cuenta Felipe Siqueira.

Ahora Marcos Paulo ya es jugador del Atlético de Madrid. Llega grátis y puede ser la gran apuesta de Simeone como revulsivo desde el banquillo para la próxima temporada.