EUROCOPA (E) | ESPAÑA

Van der Vaart resucitó a España

La prensa mundial recoge la reacción de La Roja para lograr clasificarse para los octavos de final de la Eurocopa. "España se quitó un peso de encima", dicen en Países Bajos.

La reacción de España ha llegado y la prensa mundial se ha hecho eco de la goleada de los de Luis Enrique a Eslovaquia en el tercer partido de la fase de grupos de la Eurocopa. Los medios internacionales recuerdan las palabras de Van der Vaart sobre el juego de la Selección y añaden que "su juego es un monólogo", "el equipo de Luis Enrique no está curado" y que "contra Modric será un partido de verdad y podremos evaluar el valor real de la Roja". Mientras que la prensa española resalta el resurgir de la Selección: "España aplasta a Eslovaquia", "España se engancha a la Eurocopa arrasando a Eslovaquia" y "España brinda con Busquets".

De Telegraaf: "España, por fin, en marcha tras la tormenta de críticas Rafael van der Vaart"

"Las críticas a Rafael van der Vaart parecen haber tenido su efecto en la escuadra española. La Roja arrasó a Eslovaquia (0-5) el miércoles en Sevilla. España comenzó la Eurocopa de forma decepcionante, con sendos empates ante Suecia (0-0) y Polonia (1-1). Van der Vaart, exjugador del Real Madrid, calificó de "terrible" el juego de los españoles.

España empezó de forma moderada contra Eslovaquia. A los doce minutos, Álvaro Morata vio cómo un penalti concedido por Björn Kuipers era rechazado por Martin Dubravka. Casi veinte minutos después, el portero eslovaco fue el villano. En lugar de golpear un balón alto por encima de su portería, lo estrelló contra la suya como un consumado jugador de voleibol. Justo antes del descanso, Aymeric Laporte adelantó a España en el marcador (0-2) con un buen remate de cabeza. España siguió presionando en la segunda parte y marcó tres goles más. Pablo Sarabia y Ferran Torres marcaron, mientras que Juraj Kucka anotó su segundo gol en propia puerta de la noche. Con un 6-0, España había batido un récord de la Eurocopa. La mayor victoria de la historia en la Eurocopa sigue siendo la de Holanda, que se impuso por 6-1 a Yugoslavia en 2000".

De Gerderlander: "España se quitó un peso de encima"

"España se quitó de encima el peso de su titubeante comienzo y las críticas, y al final se clasificó fácilmente para los octavos de final. En la primera hora de la verdad de esta Eurocopa, España ha mostrado por fin su verdadera cara, la de una de las posibles favoritas, la del equipo que todavía dominaba el fútbol en Europa y en el mundo hace una década, pero que desde entonces ha ido cayendo poco a poco y experimentando algunas grandes decepciones. Un equipo renovado, que lucha contra el recuerdo de ese glorioso pasado reciente.

El fútbol no ha cambiado mucho. Los partidos de España en esta Eurocopa son monólogos. Ningún otro equipo tiene tanta posesión de balón como el español. Pero esos monólogos contra Suecia y, sobre todo, contra Polonia, eran bastante aburridos, inducían al sueño. No es el rápido traqueteo español, sino un tono un tanto desganado sin un par de buenos comentarios. Si España quisiera realmente tener algo que decir en esta Eurocopa, tendría que poner el puño en la mesa".

La Gazzetta dello Sport: "España ha despertado"

"El equipo de Luis Enrique arrasó y se clasificó como subcampeón: ahora el reto es para Modric y sus compañeros. Los enormes límites de Eslovaquia empujan a España a los octavos de final. En el calor de Sevilla, el equipo de Skriniar se fundió, perdió 0-5 y quedó eliminado. España, por su parte, superó su miedo con esta manita y se enfrentará a Croacia en Copenhague el lunes. El equipo de Luis Enrique no está curado, Eslovaquia es demasiado pobre para atreverse a decirlo, pero pasa de ronda y gana tranquilidad y confianza. Contra Modric será un partido de verdad y podremos evaluar el valor real de la Roja. Que por ahora está disfrutando de su primera tarde feliz".

Globoesporte: "Todo salió prácticamente bien para España"

"Todo salió prácticamente bien para España. Aparte del penalti fallado por Morata, claro. Y el liderato del Grupo E se escapó en los últimos minutos. Pero para alguien que empezó el día casi eliminado, fue muy bueno. La selección española volvió a jugar bien, goleó a Eslovaquia por 0-5 y se clasificó para los octavos de final de la Eurocopa 2020. El momento más destacado del partido en el estadio sevillano de La Cartuja fue un gol en propia puerta del portero Dubravka, que abrió las puertas de Eslovaquia. Hubo un incidente similar con el centrocampista Kucka. Laporte, Sarabia y Ferrán Torres marcaron los otros goles españoles".

L´Équipe: "Un despertar con estruendo"

"La Roja superó con facilidad a una débil Eslovaquia (0-5) y se clasificó para los octavos de final de la Eurocopa, que jugará contra Croacia. La victoria supuso un gran impulso para los ucranianos, que ahora se aseguran un puesto entre los mejores terceros.

España tenía que ganar sus dos primeros partidos del torneo, contra Suecia (0-0) y Polonia (1-1), para asegurarse el pase a los octavos de final, y lo hizo con un 0-5. El equipo de la Copa Mundial de la FIFA ha sido el que más ha crecido en los últimos años, y el que más ha crecido en los últimos años: Satka falló totalmente su pase, que fue recogido por Sarabia, cuyo disparo rebotó en el larguero, y fue el portero Dubravka quien marcó contra su propia portería al introducir curiosamente el balón en su propia red".

Además, el diario francés dedica una parte especial a Laporte: "El defensa francés Aymeric Laporte, que se hizo español para poder jugar la Eurocopa, se resistió a los cambios de Luis Enrique y siguió siendo titular ante Eslovaquia. Aprovechó la situación para marcar el segundo gol (45+2), con un buen cabezazo que superó al portero Dubravka. Así, su cuarto partido con la Roja fue un logro que no se vio ensombrecido por los problemas defensivos, ya que los eslovacos se mantuvieron impotentes hasta el final".

Daily Mail: "Dubravka pasa de héroe a villano

"Martin Dubravka pasa de héroe a villano después de que la parada del penalti de Álvaro Morata sea seguida por un horrible gol en propia puerta que abre las puertas al equipo de Luis Enrique a los octavos de final, donde les espera Croacia. A España le salió bien en su tercer partido de la Eurocopa, pero sólo después de que al portero de Eslovaquia, Martin Dubravka, le saliera espectacularmente mal.

El guardameta del Newcastle había detenido un penalti a Álvaro Morata en el minuto 12, pero a la media hora de juego introdujo el balón en su propia portería y el error abrió las puertas a España, que se impuso por 0-5 para terminar segunda en el Grupo E y citarse con Croacia el lunes en Copenhague".

Olé: "Festín de España"

El diario argentino destaca el gol en propia de los eslovacos: "España: el insólito gol en contra del arquero eslovaco" y añaden sobre el partido de La Roja: "Desplegando un gran fútbol, la Roja ganó 0-5, despejó dudas y se metió entre los 16 mejores. Suecia, líder del Grupo E, venció 3-2 a Polonia y espera rival".

Sport: "España se engancha a la Eurocopa arrasando a Eslovaquia"

"España se descorchó como esperaba Luis Enrique. La selección goleó a Eslovaquia para plantarse a los octavos de final de la Eurocopa del 2021, donde le espera Croacia el lunes en el Parken de Copenhague. La Roja fue contundente, no permitió ocasiones y se destapó de cara a gol. Todo lo que necesitaba este grupo de jóvenes.

España apretaba arriba y en una de estas presiones, Eslovaquia dejó la pelota a pies de Sarabia, quien envió un trallazo al larguero. El rechace se envenenó con un globo altísimo que incomodó al meta eslovaco hasta el punto de marcarse un autogol en su despeje con los puños fallido. La suerte por fin sonrió a España. ¡Ya tocaba!".

Mundo Deportivo: "España aplasta a Eslovaquia"

"La selección española descorchó la botella del buen fútbol y los goles, tal y como reclamaba Luis Enrique, y se clasificó para los octavos de final de la Eurocopa 2020 con una contundente goleada ante Eslovaquia (0-5), que a punto estuvo de darle la primera plaza del grupo, lo que evitó un gol de Suecia a Polonia en el descuento (3-2), mientras en la Cartuja se celebraba la fiesta de reconciliación de la selección con su público. La Roja cerró la primera fase como segunda del Grupo E, que depara un enfrentamiento ante la Croacia de Luka Modric el próximo lunes en Copenhague (Dinamarca).

España mejoró una barbaridad con los cambios de Luis Enrique -en especial Busquets y Sarabia estuvieron sobresalientes- y acabó dándose un festín y logrando la mayor goleada del torneo, pese a que la calurosa tarde arrancó con un penalti fallado por Morata y las meigas revoloteando en vísperas de la noche de San Juan".

El País: "España brinda con Busquets"

"Luis Enrique resultó profético. 'España es una botella de cava a punto de descorcharse', dijo en la previa. Y bien que lo hizo frente a la escuálida selección de Eslovaquia, a la que apalizó en la sopera de La Cartuja, con más de 30 grados de azote. La Roja rompió a jugar, se recreó y hasta Eslovaquia estuvo de su lado: concedió un penalti, se autogoleó por dos veces, permitió una siesta continua a Unai Simón y por Sevilla solo dejó un reguero de calamidades. La España más expansiva del campeonato, la sincronizada por Busquets y ofensivamente abanderada por Sarabia, se lo hizo pagar hasta dejarla en tanga, exprimida como a un limón. La Roja, esta vez teñida de blanco, corría el riesgo de ser un equipo destinado al olvido. Llegado un día crucial, todos a una: ¡Presentes! Segunda de grupo, ahora se medirá con Croacia el próximo lunes (Copenhague, 18.00).

Por La Cartuja se aparcó Busquets y cambió todo, el equipaje y el paisaje sombrío de España. Al capitán le cabe el campo en las botas. En su cabeza hay una velocidad punta, se llama intuición. Busquets es un vidente. Siempre fue un adelantado al servicio del método. Procesa el juego antes de tiempo, antes que nadie. Frente a Eslovaquia, con la Roja con la nuez en carne viva, él puso al equipo en órbita. Desde su observatorio le dio jerarquía, profundidad, pausa, vértigo, remangue. Suficiente para descamisar al débil equipo eslovaco, limitado a la trinchera, con errores mayúsculos y sin arrimarse a algún kilómetro de Unai Simón".

El Mundo: "El gol cambia la cara de España"

"Bien pensado, no había otra forma. Era evidente que debía ser el portero del equipo rival el que se metiera el balón en su propia portería para que España marcara. Y eso fue exactamente lo que hizo Dubravka, el guardameta eslovaco, que pareció apiadarse de un equipo, el español, incapaz hasta ese momento de hacer un gol por sí mismo. Se cumplía la media hora de partido y, para entonces, España ya había desperdiciado un penalti en las botas de Morata (el segundo que tira el equipo a la basura en esta Eurocopa) y había dejado pasar dos balones por los bigotes de Sarabia y Pedri, a los que un número más de pie hubiese bastado para marcar. También otro tiro desde fuera de Morata había sido un 'uy'.

Pero nada, tuvo que coger el bueno de Dubravka y meterse el balón en su propia portería tras un latigazo de Sarabia al larguero (al que, por cierto, le había entregado la pelota un defensa). Y así fue como, con un gol del portero rival, bastantes nervios y mucho calor liquidó España la incomodísima tarde sevillana a la que se había obligado por sus pobres prestaciones en los dos primeros partidos. Al equipo de Luis Enrique los goles le cambian la cara de golpe. La goleada nació como nació, es cierto, pero ahí está, y aunque sea contra una selección tan débil como Eslovaquia, es bienvenida, y se puede tomar como uno de esos resultados que cambian tendencias. España avanza a octavos con una sonrisa y allí se verá con Croacia (en Copenhague, el lunes a las 18.00 horas) porque Suecia le ganó a Polonia".