EUROCOPA (E) | ESLOVAQUIA-ESPAÑA

La reválida de la Selección ante Eslovaquia, en cinco focos

España tiene que ganar sí o sí para plantarse en octavos, Luis Enrique planea una mini-revolución en el once y atención se centrará en aspectos que pueden ser clave.

La reválida de la Selección ante Eslovaquia, en cinco focos

El examen de Luis Enrique, que planea una minirevolución en el once, la eficacia ofensiva de Álvaro Morata, el rendimiento defensivo, el regreso de Sergio Busquets y el paso adelante que debe dar Pedri González son cinco focos en el partido de este miércoles entre Eslovaquia y España de la última jornada del grupo E de la Eurocopa 2020

El examen de Luis Enrique

"Luis Enrique nació optimista y morirá optimista", proclamó este martes en 'Cuatro' el seleccionador, ante un examen contra Eslovaquia, porque debe dotar de soluciones a un equipo que aún no ha ganado en esta Eurocopa. Es una reválida para el técnico, por el once que configure, por los cambios que haga durante el encuentro, por la capacidad de manejar el duelo que demuestre y, sobre todo, por el resultado, que marcará si España sigue o no en competición.

El regreso de Busquets

No ha jugado ningún encuentro desde el pasado 4 de junio, cuando partió de titular en el amistoso que terminó 0-0 contra Portugal; padeció la Covid-19 y estuvo fuera del grupo por ese motivo durante trece días, pero su experiencia, su fútbol y su jerarquía parecen indispensables este miércoles para España en una 'final' por la clasificación para los octavos de final del torneo continental.

La eficiacia de Morata

Su reencuentro con el gol del pasado sábado, en el 1-1 contra Polonia, tampoco ha derribado las dudas de su efectividad sobre la portería contraria, porque después desperdició al menos dos ocasiones que deben ser gol o gol si España aspira a ser campeona de Europa. Necesita más en ese sentido el equipo, todavía sin la pegada de todas las selecciones de referencia hasta ahora en el torneo.

El rendimiento defensivo

España es vulnerable atrás. No son constantes los ataques rivales, pero sí generan un peligro visible a la selección española. Ya lo sintió contra Suecia, que apenas tuvo el balón pero rozó el 0-1 en un balón al poste y en una pifia de Berg, y lo descubrió aún más Polonia, sobre todo con el gol que marcó Robert Lewandowski, que superó de forma impropia de este nivel a un central como Laporte. Tanto el defensa del City como Pau Torres retoman la atención.

Pedri

No hay duda de que ha sido uno de los fenómenos de la Liga, pero su Eurocopa está por descubrir. Aunque ha sido titular en los dos duelos hasta ahora del torneo, inamovible del once de Luis Enrique, con total confianza del seleccionador, su posición de interior izquierdo exige más de lo que ha demostrado. Sin riesgos, cualquier jugador baja su nivel. No se ha atrevido Pedri a mostrar todo lo que es aún en esta competición, sin el desborde ni el regate ni el pase que lo han hecho merecedor de estar en la lista de 24 jugadores.