FÚTBOL

Habrá conciliación entre Galán y De Alba con FIFA, UEFA y RFEF por la propiedad del VAR

El Juzgado de lo Mercantil ha citado a todas las partes el 29 de julio. Si no hubiera acuerdo, los dos españoles pedirán la cautelar para la suspensión del uso del VAR.

Habrá conciliación entre Galán y De Alba con FIFA, UEFA y RFEF por la propiedad del VAR
Anton Vaganov - Pool Getty Images

El VAR está dando menos de qué hablar durante la Eurocopa, pero sí se va a hablar y mucho sobre esta herramienta en los Juzgados de Madrid. Miguel Ángel Galán, que posee la propiedad industrial de la marca tras recibir una resolución favorable por parte de la Unión Europea frente a Mediapro, y Antonio Ibáñez de Alba, que asegura ser el propietario intelectual de la herramienta y que la registró en 1995, tendrán un acto de conciliación con FIFA, UEFA y RFEF el próximo 29 de julio en el Juzgado de lo Mercantil número 7 de Madrid.

Tanto Miguel Ángel Galán como Antonio Ibáñez llegaron a entablar conversación con FIFA sobre la reclamación de la autoría del VAR e incluso les propuso unas mejoras para la herramienta (unidades de triangulación bajo el césped para detectar fueras de juego o goles fantasmas). Pero como ambos ya advirtieron, si se no les reconocía como propietarios del VAR y llegaban a un acuerdo, acudirían a los tribunales. Y así será. El Juzgado de lo Mercantil de Madrid los ha citado para que todas las partes se vean la caras en un acto de conciliación. Los dos españoles que se enfrentan a las tres grandes federaciones del fútbol mantienen su pulso ante ellos, si en dicho encuentro no se alcanza el consenso, pedirán ante la justicia la medida cautelar de suspender el uso del VAR en todas las competiciones de fútbol.

Un conflicto que viene de lejos

A principios de octubre de 2020, como ya contó AS, Miguel Ángel Galán  (director de la escuela de entrenadores CENAFE) ganó la propiedad industrial de la marca Video-Assistant Referee, a Mediapro en la Oficina de la Propiedad Intelectual de la Unión Europea. Cuya resolución le adjudicó la posibilidad de explotar su marca registrada durante los diez próximos años.

Por otro lado, Antonio Ibáñez de Alba tiene la propiedad intelectual de la herramienta. El científico gaditano de la NASA fue contrato en 1995 por Mario Conde, e indignado por el codazo de Tassotti a Luis Enrique en el Mundial del 94, elaboró el informe preliminar de un sistema inteligente para asistencia en decisiones arbitrales. Se registró el 1 de septiembre de 1995. Aunque posteriormente Ibáñez acabaría denunciando a Conde, en la cárcel y embargado, por apropiación de patentes y como única vía para cobrar su trabajo.

Pero Ibáñez no es el único que lucha en los tribunales asegurando que el invento es suyo. En 2017, Francisco López, con papeles en mano, lo aseguró en este periódico. Acusa a FIFA y RFEF de plagio. El proyecto del que habla lo llamó 'El Fútbol del Siglo XXI', lo inscribió en el Registro General de la Propiedad Intelectual en 1999 y lo amplió en 2006. Francisco López espera que en breves resuelva un Juez sobre la demanda interpuesta ante la FIFA y la Federación.