BARCELONA

Adama abre la puerta al Barça

"Barcelona es mi casa. Tendremos que gestionar con mis agentes y ver qué rol quiere el Barça", reconoce el extremo en 'RAC1'. 'Sport' apunta a un intercambio por Trincao.

Adama Traoré, con España.
MIGUEL MORENATTI Diario AS

Adama Traoré espera su oportunidad en la Eurocopa mientras su futuro se llena de rumores. Si la opción Achraf falla, el Chelsea está dispuesto a poner toda la carne en el asador por el de L'Hospitalet, ya que su polivalencia (puede desempeñarse como extremo o lateral de largo recorrido) gusta mucho a Tuchel. El Leeds de Bielsa también le tiene en su listado de futuribles. Sin embargo, es una posible vuelta a casa la que ha tratado en una entrevista concedida en el programa 'Tu Diràs', de RAC1

"Barcelona es mi casa, es la realidad. He crecido allí, he estado 10 años. A partir de aquí tendremos que gestionar con mis agentes y ver qué rol quiere el Barça". Claro y conciso. Su contrato con el Wolverhampton se extiende hasta 2023, y los lobos no darán su brazo a torcer así como así. De hecho, desde Inglaterra señalan que la puja empezaría en 80 millones, el doble de lo que estaba dispuesto a poner sobre la mesa el mencionado Leeds. En tanto que 'Sport' apunta a la intención del Barça de incluir a Trincao como moneda de cambio para, así, sufragar parte de la operación.

Trincao como moneda de cambio

El atacante portugués, fichado del Braga el pasado verano por 31 millones de euros, no ha conseguido ganarse la continuidad en los esquemas de Ronald Koeman. Si bien ha disputado 42 partidos (3 goles y 2 asistencias), el tiempo de juego no ha ido más allá de los 1.309 minutos, un promedio de algo más de media hora por encuentro. La buena relación entre clubes, véase el traspaso de Nelson Semedo, facilitaría el intercambio, con Jorge Mendes, agente del extremo derecho, como puente por su vinculación con el Wolverhampton.

Comparación entre Adama Traoré y Francisco Trincao esta temporada.

Aunque no ha sido la mejor de sus temporadas, los Wolves tienen claro que Adama es un futbolista diferente y su combinación de potencia, exuberancia física, velocidad y regate tienen difícil parangón en la élite. Además, sus 25 años le convierten en un proyecto de largo recorrido, por mucho que los 3 goles y 3 asistencias en 41 partidos que lucen en su hoja estadística del curso hayan puesto en pausa su progreso.

Cerrar el círculo

Si finalmente sale del Molyneux Stadium, Adama lo tiene claro, como ha señalado en la entrevista, quiere volver al lugar que le moldeó como futbolista. El extremo llegó a debutar con el primer equipo blaugrana (jugó cuatro partidos), tras ser uno de los diamantes que más venía brillando en La Masía, pero no logró eclosionar y en 2015 escuchó los cantos de sirena de la Premier. Del Barça B al Aston Villa, de ahí al Middlesbrough y el salto al estrellato ha llegado en Wolverhampton, donde aterrizó en 2018 a cambio de 20 millones. Seguro que en su club desean con ansia que se produzca finalmente su debut en la Eurocopa, pues una buena actuación vendría de la mano de una revalorización.