PAÍSES BAJOS

Grietas en Alaba

Después de una gran jornada inaugural ante Macedonia del Norte, el central austriaco tuvo dos errores decisivos contra Países Bajos. Su polivalencia esta vez, fue problema más que solución.

"El principio del fin", titula el periódico Kurier en Austria este viernes con la foto de David Alaba, capitán y referente del grupo, pisando imprudentemente a Denzel Dumfries en la jugada del penalti del 1-0 en el Amsterdam Arena. Después de un debut prometedor contra Macedonia del Norte, en el que el nuevo jugador del Madrid demostró su condición de multiusos adaptándose a esa vieja posición del fútbol que vuelve a estar relativamente de moda con las defensas de tres, Alaba tuvo una noche desacertada contra Depay y compañía. Además del penalti, equivocó sus movimientos en la acción del 2-0. Dio un paso adelante tarde y le dejó una autopista a Malen. Facilitó el pase de Depay y la carrera del delantero del PSV, que asistió en la acción del 2-0 a Dumfries.

El partido dejó entrever ciertas grietas en Alaba, jugador que ha hecho parte de su carrera como lateral izquierdo y que incluso ha mostrado alguna vez su preferencia a actuar como volante, pero que ha terminado desempeñándose en el centro de la defensa en el Bayern. En esa zona, le falta cierta contundencia en ocasiones. Y ahí es donde se espera que juegue en el Real Madrid, mucho más después del adiós de Sergio Ramos y las dudas en la continuidad de Varane. No hay duda de las condiciones físicas y técnicas de Alaba, pero el puesto de central exige concentración, ser expeditivo y, sobre todo, evitar errores de bulto como el del 1-0. Cualquier despiste ahí canta mucho. El penalti a Dumfries fue prescindible a todas luces y, como tituló el periódico Kurier, "el principio del fin".