ESPANYOL

Sergio García preludia su retirada

"A lo mejor doy un paso al lado", aventuró en la gala de los premios 'Perico Que Vola', con la plana mayor del Espanyol: los Sánchez Llibre, Collet, Salvador Illa, Marañón…

Premios  Perico Que Vola Joan Collet Sergio Garcia Espanyol
Gorka Leiza Diario AS

"Aunque somos un poco desgraciados, si algo tiene el Espanyol es que nos une". La frase fue en realidad el broche de oro a la gala de entrega de los premios 'Perico Que Vola', una fiesta en el barcelonés Eixample Teatrey también disponible en Youtube– que sirvió para despedir la primera temporada del programa de humor, que en pocos meses se ha convertido en una cita obligada en el entorno perico. Y quien pronunció tal sentencia no fue otro que el presentador David Recasens, protagonista del momentazo de la noche en su reaparición por sorpresa tras haber superado una repentina enfermedad.

En pie se puso toda la platea para ovacionar a Recasens. Y con toda la platea nos referimos a un cartel de lujo, formado por la mayoría de invitados en el espacio a lo largo de la temporada, quienes fueron recogiendo galardones, al mejor reto, a la exclusiva del año o incluso al programa menos visto. Empezó subiendo al escenario el piloto de skeleton Ander Mirambell –"lo importante no es haber subido, sino que estamos unidos y que el corazón perico late más que nunca", subrayó–, seguido por el periodista Javier de Haro y su alegato contra la violencia machista. Entregó éste un premio a Salvador Illa, líder de la oposición en Catalunya, quien felicitó al equipo por su temporada y desveló que ya ha renovado su carnet de socio: "Se ocupa mi padre, que nunca falla".

El exjugador y escritor Jacinto Elá no perdió oportunidad para destacar irónicamente que "hoy recibo mi primer premio desde el de mejor futbolista del mundo, hace 25 años". Y Chiqui Martí se vio obligada a cumplir a medias su promesa de realizar un 'striptease' si el Espanyol ascendía, antes de vivir uno de los momentos más cómicos de la velada por su complicidad con el expresidente del Espanyol Dani Sánchez Llibre. "Nos conocimos en Isla Fantasía", soltó él. Risas en el auditorio, como las que despertaron la excelente sintonía entre las compañeras Mari Carmen Juárez e Inma Casares, o las imitaciones de Edu Mutante.

Chiqui Martí y Dani Sánchez Llibre.

También subió a recoger un premio Rafa Marañón, leyenda blanquiazul, en nombre de otro emblema, Dani Solsona –"Dani era mejor que yo", aseguró el máximo goleador de la historia perica–. Y la jugadora del Femenino Anair Lomba, 'Lombi', que hizo de tripas corazón para acudir, ya que el descenso de su equipo la tiene sumida en la tristeza, manifestó que "ojalá sigamos el ejemplo de los chicos y hagamos lo mismo", es decir, regresar a Primera en un año.

De "ultranecesarios" calificó a los miembros de ‘Perico Que Vola’ el portavoz de Esquerra Republicana en el Congreso, Gabriel Rufián, quien mandó un vídeo desde Madrid. El que estuvo presencialmente en el teatro, pero al que difícilmente se le vea a corto o medio plazo por la Ciudad Deportiva Dani Jarque, es Moisés Hurtado. El actual entrenador del Figueres, quien dimitió al frente del Juvenil B perico a media temporada, confesó que "al Espanyol ya no volvería… ahora".

Salvador Illa, en el 'photocall', junto a Fernando Moraño.

Y en el turno de personalidades con traje y corbata, el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, recordó que él ya había anticipado el ascenso del Espanyol cuando marchaban terceros, mientras que el expresidente Joan Collet mostró el reverso de la moneda: "Soy muy exigente y, aunque esta temporada he celebrado los goles como si fueran contra el Madrid, aún sigo enfadado por el descenso a Segunda".

Y con una ovación al grito de "¡Falete, Falete!", se situó ante los focos Sergio García, jugador esta última campaña de la Montañesa, en Tercera División, quien anticipó que pronto dará noticias sobre su futuro, aunque de algún modo lo dejó entrever al expresar que “"este año he tenido muchas lesiones y a lo mejor doy un paso al lado". A lo que añadió: "Ojalá algún día pueda volver ahí". Y ese "ahí" no es otro lugar que el Espanyol. Por ello se llevó otro gran aplauso.

Álex Pérez y Brian Domínguez muestran el célebre cuadro de Raúl de Tomás.

El premio 'Perico Que Vola' se lo llevó Dani Sánchez Llibre, y se lo entregaba precisamente David Recasens –o Ricard, como lo llamó el expresidente, en uno de sus clásicos lapsus–, recibido con un interminable aplauso, y con ganas incluso de bromear a pesar de hallarse visiblemente emocionado: "Me aguanto en pie… Estoy mejor que Vadillo".

Bajo la conducción ágil y socarrona de los ya míticos Álex Pérez y Brian Domínguez, y secundados por el humor canalla de Fernando Moraño, el desparpajo de Luis Ros y con la productora Ariadna Escobar pendiente hasta del último detalle para que todo saliera –como así fue– de fábula, otra aclamación popular sirvió para despedir la primera temporada de un programa que ha derribado moldes y roto esquemas en el ecosistema del Espanyol, y que se va sin aclarar si volverá. Más les vale: estos pericos ya vuelan alto.