EUROCOPA (E) | ESPAÑA - SUECIA

"Adama nunca para de mejorar, su potencial es asombroso"

Karanka habló de su etapa como técnico de Adama Traoré: "Lo primero que debía hacer era crear una relación y luego tratar de corregir los errores que estaba cometiendo".

"Adama nunca para de mejorar, su potencial es asombroso"
Angel Martinez - UEFA UEFA via Getty Images

Aitor Karanka, ex internacional español y actualmente entrenador, coincidó con Adama Traoré, convocado por Luis Enrique para esta Eurocopa, en el Middlesbrough. Por entonces, el canterano blaugrana iniciaba su segunda aventura en la Premier, tras dejar el Aston Villa. El vasco revela a The Sun algunas anécdotas sin desperdicio sobre cómo comenzó a moldearle en el jugador que es hoy.

Jugar como lateral: "Parecía imposible cuando llegó. A veces encuentras muy buenos jugadores que piensan que han llegado a lo más alto, pero Adama es todo lo contrario. Nunca para de mejorar. Su potencial es asombroso.

Dificultades tácticas: "Había tenido un momento difícil en el Aston Villa, donde luchó por adaptarse a la vida en Birmingham y tuvo problemas con las lesiones. Lo primero que debía hacer era crear una relación con él y luego se trataba más de tácticas y tratar de corregir los errores que estaba cometiendo. Se sorprendió porque después de algunas reuniones no dije nada. Le dije: 'Mira, estoy cansado porque siempre te estoy enseñando. Dime dónde deberías jugar'. Luego él lo sabía todo, iba a la pizarra y lo explicaba todo. Sabía lo que debía hacer, pero no lo hacía en los partidos".

'Ayuda' de Valdés y Negredo: "Un día vinieron Víctor Valdés y Álvaro Negredo a mi oficina y me dijeron: 'Mira, tío, sentimos que Adama está un poco preocupado porque tú siempre estás detrás de él. ¿Puedes darle libertad? Porque sabes que a veces te está mirando y estamos perdiendo su creatividad'. Mejoró más y luego comenzó a tomar las decisiones correctas. Antes, hacía cosas increíbles y luego perdía el último pase o disparaba cuando no lo necesitaba".

Físico: "No lo trabajó porque le guste su cuerpo, sino porque sabía que el trabajo que hacía lo estaba ayudando a mejorar como jugador de fútbol. Adama es la nueva generación española que necesita Luis Enrique".