REAL MADRID

Ramos, en la casilla de salida

El club blanco está abierto a volver a hacerle una oferta después de la reunión del viernes desvelada por AS. El defensa español busca una solución de última hora.

El caso Ramos se ha reseteado en las últimas horas. Lo hace en virtud de las informaciones que trascienden de las dos partes, el capitán y el propio Real Madrid, y sobre todo después de la reunión entre el capitán y Florentino Pérez, el pasado viernes, desvelada por AS. Cuando parecía que estaba más lejos de resolver su situación, a Ramos, muy probablemente, se le plantee una segunda oportunidad para seguir en el club. Como ha informado este periódico en fechas recientes, el defensa aún aspira a quedarse y a que su situación se desatasque, ya que, a día de hoy, no tiene ninguna oferta sobre la mesa. Por otro lado, el Madrid desliza que, aunque la oferta que le hizo de renovación ya ha caducado, está dispuesto a mantenerla si el defensa es receptivo.

El Madrid abre la mano así, también condicionado por la situación de Varane, que termina contrato en 2022 y no ofrece signo alguno de querer sentarse a hablar sobre una renovación. En la entidad blanca empiezan a temerse que ha decidido dejar el Madrid y no ven como una mala opción venderlo este verano. Es uno de los jugadores con mayor valor de mercado. Tras la última actualización, Transfermarkt le mantiene un precio estimativo de 70 millones de euros. Un buen balón de oxígeno para las cuentas del Madrid, sobre todo teniendo en cuenta que, de no renovar y no ser vendido este verano, podría irse gratis en 2022.

El Madrid, por tanto, está dispuesto a reactivar la renovación del camero en atención a los servicios prestados y la importancia que Ramos ha tenido en la plantilla en los últimos años. Le mantendrá la oferta que le hizo inicialmente y que entiende que ya ha caducado. Aunque no ha trascendido la cuantía exacta, es claramente a la baja. Ramos está cobrando ahora 12 millones de euros netos por temporada, el segundo escalón salarial de la plantilla tras los 15 que ahora perciben, por ejemplo, Bale y Hazard.

La de Ramos es la única renovación que queda pendiente de los tres jugadores de la plantilla que terminaban contrato este 30 de junio. Las situaciones de Modric y Lucas Vázquez ya se resolvieron felizmente. Modric, con 35 años también, como Ramos, sólo amplió una temporada. Lucas, que tiene 29, lo hizo por tres. Una de las peticiones que distanciaban a Ramos de la renovación era precisamente que, a pesar de tener 35 años, quería firmar dos más, y no uno, como es costumbre en el Madrid para futbolistas de su edad. Además, el Madrid plantea una rebaja salarial acorde con la que está haciendo a gran parte de la plantilla tras la caída de ingresos por la Pandemia.

La última temporada de Ramos, marcada por las lesiones.

La postura de Ramos en este sentido, en cuanto a la rebaja salarial, ha sido una de las cuestiones que más ha molestado al Real Madrid. Según informó Onda Cero, el capitán fue uno de los actores que más lucharon para que, esta vez, el club no pudiera llegar a un acuerdo conjunto para bajar un 10% el sueldo a toda la plantilla (los ingresos, desde el inicio de la Pandemia, han caído un 30%). Así, el Madrid habría podido ahorrar en torno a 50 millones de euros en su partida de gastos. En cambio, ha tenido que ir negociando esta rebaja de manera individual, caso por caso.

En la fotografía que ha quedado tras la llegada de Alaba a coste cero (ha pasado a cobrar, como Ramos, 12 millones netos) quedan seis centrales en la plantilla. Además del austríaco, Varane, Ramos, Nacho, Militao y Vallejo, que estaba cedido. Por tanto, sobran dos. Ancelotti ya ha dicho que quiere una plantilla más corta. Pero en las últimas horas, a Ramos se le ha vuelto a abrir la puerta para que permanezca en el club, siempre que atienda al primer ofrecimiento que le hizo el Madrid. El desenlace final, de cualquier manera, sigue siendo una incógnita.