RAYO - GIRONA

Juan Carlos y Luca, dos cerrojos en las porterías de los finalistas

El Girona está imbatido en el playoff y el Rayo sólo ha encajado un gol. El meta rojiblanco, que jugó en Vallecas, ha recibido dos tantos en los diez últimos partidos y el franjirrojo, tres en seis.

Juan Carlos y Luca, porteros de Girona y Rayo.

Rayo y Girona tienen una de sus grandes bazas para esta final por el ascenso bajo palos. Luca Zidane y Juan Carlos han echado el cerrojo a sus porterías en la primera eliminatoria del playoff. Mientras que el guardameta franjirrojo sólo ha encajado un gol (el 1-0 de Robert Ibáñez en Butarque), el rojiblanco ha terminado imbatido frente al Almería. Esto no hace más que confirmar la tendencia que ambos venían mostrando en Liga.

Juan Carlos comenzó el curso como suplente de Muric —cedido por el City, se marchó en invierno—, pero desde el tercer partido liguero ha sido titularísimo con el Girona, disputando 42 encuentros (incluidos los de promoción) y dejando la portería a cero en 18 ocasiones. Es más, en los diez últimos choques sólo ha recibido dos tantos. Motivos, más que de sobra, para que la dirección deportiva mejore la oferta de renovación que le puso sobre la mesa hace semanas. Y es que Juan Carlos acaba contrato al final de esta campaña y su futuro, hoy por hoy, se encuentra en el aire.

Por su parte, el camino de Luca ha sido totalmente diferente. El francés aterrizó en Vallecas el último día del pasado mercado estival como tercer portero y firmó hasta 2022. Sin embargo, con paciencia y trabajo, ha sabido aprovechar las oportunidades cuando han llegado. Primero lo hizo por la sanción de Dimitrievski contra el Leganés —ahí encadenó la titularidad durante cinco jornadas— y después, en la recta final del campeonato, ante la inminente marcha del normacedonio a la Eurocopa. Luca ha jugado 13 partidos en total y ha dejado su portería a cero en cuatro ocasiones. De hecho, en sus seis últimos encuentros sólo ha encajado tres dianas.

Ambos cancerberos han firmado grandes paradas este playoff. Juan Carlos salvó un cabezazo de Samu Costa, sobre línea de gol, en la vuelta ante el Almería. Mientras, Luca brilló en la ida contra el Leganés, atajando un testarazo de Sergio y un tiro de Silva que impactó en Saveljich cambiando de trayectoria. También fue clave en Butarque con una gran estirada para frenar un disparo de Miguel desde la frontal.

Además, esta cita del domingo será especial para Juan Carlos, que regresará a Vallecas, la que fuera su casa. El guardameta se formó en la cantera del Rayo y con él subió a Primera hace una década (10-11), aunque no sería hasta la temporada 15-16, con Paco Jémez, cuando defendiera la Franja en la élite.