Las Palmas

Una carrera a largo plazo

El mes de diciembre puede marcar las posibilidades de éxito de la próxima Unión Deportiva. Llegará Jonathan Viera y acaba la cesión de Sergio Ruiz.

Una carrera a largo plazo
Carlos Diaz-Recio DIARIO AS

Aunque sin desechar en absoluto el trabajo previo, en los despachos de Las Palmas se aprovechó el final de la temporada del equipo para empezar a acelerar la construcción de la plantilla del próximo curso. Una vez conocido que el entrenador será Pepe Mel, toca apuntalar un escuadrón de futbolistas para que el “se aumentará la exigencia”. En palabras del jefe supremo, Miguel Ángel Ramírez, esto consiste en conseguir la permanencia con el tiempo suficiente, no como durante la campaña anterior, como para aspirar a los playoff.

En cualquier caso, a la UD le conviene ser más hormiga que cigarra al menos hasta el mes de diciembre, una vez se abra el zoco invernal. Y es que con el intercambio de años podría cambiar el destino del equipo. Para la siguiente ventana de mercado está previsto el inicio de la cuarta etapa de Jonathan Viera en el primer equipo del club, acaso un secreto a voces. Así se ha reconocido en público y en privado por partes de los protagonistas.

Sin embargo, el propio MÁR quiso echar el freno, ni que estuviera cubriéndose las espaldas, en su comparecencia del pasado viernes. Así, el presidente y máximo accionista de Las Palmas recordó que, “por normas FIFA”, no está permitido entablar contactos formales con un futbolista cuyo contrato con el club propietario de sus derechos esté a más de seis meses de finalizar. De ahí que se hable del mes de julio como el mes de inicio de las gestiones oficiales, esas que, como es habitual en el fútbol profesional, siempre se inician mucho antes. Ramírez reconoció también la existencia de una oferta de renovación al futbolista por parte del Beijing Guoan, pero que también el mediapunta ya comunicó su deseo de regresar a Gran Canaria.

Ahora recuperándose de una lesión, la llegada de Viera es, en cualquier caso, imposible hasta diciembre. Y es precisamente cuando se baje el telón de 2021 el momento en el que finaliza el vínculo de Sergio Ruiz con Las Palmas. El centrocampista cántabro llegó el pasado verano a la isla como una de las grandes incógnitas de la nueva UD y se acabó convirtiendo en el MVP del equipo por derecho propio. Así, jugó en 37 de los 42 partidos de liga, 35 de ellos como titular, y solo Álex Suárez jugó más minutos que él: 3.190 por 3.091. Además, lideró la clasificación de asistencias de gol, con 6 en total, y fue el tercer máximo goleador del equipo con 5 dianas, apenas superado por las 11 de Araujo y las 8 de Rober González.

La firma de su contrato con Las Palmas, el pasado verano, recogía una extensión hasta diciembre de 2021 ante la zozobra que generaba el fútbol profesional estadounidense, cuya competición se tambaleaba a causa de la COVID-19. En el equipo de Charlotte, quien lo dejó cedido en Gran Canaria, le esperan con los brazos abiertos, pero la Unión Deportiva no desiste en su empeño de ampliar su vínculo al menos hasta el próximo mes de junio. “No tenemos conocimiento de que en enero vaya a empezar su liga”, insiste Ramírez. La oferta al menos por seis meses más ya está en conocimiento del propio Ruiz y su representante, y las primeras sensaciones sobre su continuidad se adivinan positivas pese a que la tremenda temporada del futbolista puede haber disparado su cotización.

Si Las Palmas anhela un tridente Jesé-Araujo-Viera para intentar el asalto a los playoff, en sus despachos también existe el convencimiento de que juntar al propio Viera con Sergio Ruiz en la sala de máquinas del equipo de Pepe Mel le daría al equipo insular un salto de calidad inabordable para cualquier en la categoría. De ahí que la cúpula deportiva del club también esté librando su propia carrera a largo plazo. Siete meses vista. Sembrar en verano para recoger en invierno.