REAL MADRID

Hazard: el reto de Ancelotti

El rendimiento del belga es una de las primeras tareas que debe resolver el técnico en esta su segunda etapa madridista. Eden sólo participó en 21 de los 52 partidos que jugó el Madrid.

Madrid
0

“Hazard es un jugador top. Ha tenido problemas el primer año. Todavía no ha exprimido su máximo potencial, pero lo va a hacer porque tiene ganas. Cuando uno está motivado... Puede ser este el año justo para exprimir todo su potencial”. En la primera comparecencia ante los medios de Carlos Ancelotti (Reggiolo, 61 años), el técnico italiano afrontó uno de los problemas que ha tenido el conjunto blanco en las dos últimas temporadas: la poca, por no decir nula, influencia que ha tenido Eden Hazard en el juego del conjunto blanco. Sobre todo por la cantidad de lesiones que ha padecido el belga y que no le ha permitido ser el jugador deslumbrante que fue durante su etapa en el Chelsea (2012-2019). Como siempre, usó la mano izquierda para templar el asunto, pero sabe que buena parte de su futuro éxito en esta segunda etapa blanca pasa por el desempeño del belga en el terreno de juego (“Hay un juez que es el campo”, señaló en otra respuesta al referirse a veteranos como Marcelo, Isco, Bale…).

Y va a ser el campo el que determine el futuro de Hazard en esta su tercera campaña de blanco. Cierto es que la lesión que le produjo Thomas Meunier, su compañero de selección, en un encuentro de Champions entre el Madrid y el PSG en noviembre de 2019 le ha martirizado desde entonces. Hazard, que había llegado con sobrepeso en esa pretemporada, había comenzado a despegar con la camiseta blanca antes de la lesión que le ha traído por la calle de la amargura. “Me juzgarán por mi segunda campaña”, aseveró en el verano de 2020, pero un año después, su campaña se reduce a 886 minutos repartidos en 21 encuentros (14 de Liga, cinco de Champions, uno de Copa y otro de Supercopa de España), con cuatro goles marcados y una asistencia. Muy poco lucimiento para uno de los cracks europeos.

Los datos generales de Eden Hazard.

El método de trabajo de Ancelotti, tranquilo, pausado (no confundir con blando), puede encajar como un guante en el belga, que tendrá en la próxima Eurocopa una prueba de fuego. Eden acude como uno de los líderes de la selección de Los Diablos Rojos, y de él dependerán de que las acciones de su equipo nacional se mantengan como uno de los claros favoritos. Uno de los secretos de Ancelotti es su manejo en las distancias cortas con cracks. Ya lo hizo en el Parma, Juventus, Milan, Chelsea, PSG, el propio Real Madrid, el Bayern… y en todos los vestuarios dejó su impronta de persona reflexiva y capaz de adaptarse a las circunstancias escuchando a los jugadores a los que invita a cuestionar su método. Busca el bien común de la mejor manera posible: hablando y aceptando consejos de los propios jugadores. Con Hazard tiene un reto importante: lograr sacar lo mejor del belga en beneficio del Madrid. Recuperar al atacante que empezaba a brillar en el otoño de 2019. Han pasado dos años de su llegada, pero aún se espera al mejor Eden. Uno de los primeros retos de Ancelotti en su regreso al banquillo madridista.