FRANCIA | PSG

Mbappé pone dos condiciones

El internacional francés todavía no ha renovado con el PSG y las negociaciones no han avanzado mucho en los últimos meses. Podría renovar hasta 2023.

Kylian Mbappé todavía no ha renovado con el PSG y todo indica a que no lo decidirá antes de la Eurocopa. La prioridad del conjunto parisino sigue siendo la de ampliar su contrato antes de intentar realizar alguna incorporación, pero las negociaciones no avanzan y, según informa Le Parisien, el internacional francés ha pedido dos condiciones para aceptar la oferta de Leonardo.

Las conversaciones entre el PSG y Mbappé continúan y una de las posibilidades que le ofrece el actual campeón de la Ligue 1 es que renueve por tres temporadas, es decir, hasta 2025, pero con la posibilidad de que se marche en 2024. La propuesta parece muy lejana para Mbappé, que lleva desde 2019 con dudas de seguir en París y al que le tienta fuertemente el interés tanto del Liverpool como del Real Madrid. Según Le Parisien, una de las condiciones del de Bondy en las negociaciones es que, en caso de renovar, sea hasta 2023 y no hasta 2025 como quiere a toda costa el PSG. Si finalmente Mbappé renueva hasta 2023, el objetivo del jugador sería salir en el verano de 2022, siendo la próxima la última temporada del delantero en la capital francesa.

El segundo punto de las negociaciones se refiere a las garantías deportivas que siempre ha pedido el exjugador del Mónaco para aceptar la oferta de renovación del PSG. Mbappé quiere que el conjunto parisino le acredite un equipo competitivo para pelear por la Champions League, una cuestión que ha quedado en duda esta temporada, sobre todo en las semifinales contra el Manchester City. Mbappé cree que falta al menos un lateral derecho sólido y un mediocampista que combine volumen, impacto y técnica. En estos ámbitos no han dado plena satisfacción Alessandro Florenzi, Leandro Paredes, Ander Herrera o Gana Gueye. Por ello, el mercado de fichajes se anticipa como decisivo para intentar mantener a un Mbappé cuyo futuro parece cada día más lejos de Francia.