VILLARREAL

El dilema de Emery en Valdebebas

El técnico debe alinear un equipo competitivo en Madrid ya que se juega la Europa League, pero no puede olvidarse de la final del miércoles.

Unai Emery tiene un dilema importante de cara al partido del próximo domingo en Valdebebas. El técnico amarillo debe pensar en la final de la Europa League que su equipo jugará el miércoles en Gdansk, a la que llegarán con descanso que pedían al adelantarse la jornada al sábado. Pero el técnico debe decidir igual si guardar y reservar a sus jugadores más destacados de cara al decisivo último partido de Liga, o apostar por su equipo titular para ganar este partido e intentar asegurar una plaza de Europa League vía liga.

Para ser uno de los equipos de Europa League, los amarillos deben ganar su partido, y que Real Sociedad o Real Betis no lo hagan. Por lo que los castellonenses no dependen de sí mismos, lo que hace un poco más complicado el objetivo. Además, se da la circunstancia de que el Real Madrid debe ganar para tener alguna posibilidad de ser campeón, lo que pone más complicadas las cosas.

Cuestionado el técnico por esta situación, Emery explicó que "la idea va a ser utilizar a los mejores y gestionando el cansancio de los jugadores, no vamos a arriesgar en eso. Estamos haciendo eso con Coquelin y Peña con molestias, ya lo hicimos en esta jornada. Sabemos de la importancia de los dos partidos, pero debemos minimizar los riesgos de cara a la final. Tenemos jugadores preparados para ayudar, como lo han demostrado Pino, Bacca o Funes en este último partido", sentenciaba.

Por ello, es clave ver que decide Emery con jugadores como Albiol, Pau, Parejo, Capoue, Gerard Moreno o Trigueros, que son los que más minutos acumulan en sus piernas. Así, habrá que ver si el técnico apuesta por su once tipo, si hace las rotaciones menores, o apuesta por un cambio radical y por los menos habituales. Además, con las molestias de Coquelin, Peña o Pino, deberá estar atento a su evolución. La buena noticia es que puede contar con los descansados Mario y Rulli, que regresan tras dos partidos sancionados.