ALEMANIA

Nagelsmann empieza con mal pie

La decisión de prescindir de un mito del Bayern como Gerland lo lamenta hasta Matthäus: "Es único. Lo que viene haciendo todos estos años no tiene precio".

La llegada de Julian Nagelsmann al banquillo del Bayern de Múnich está originando una revolución en el club que para nada está sentando bien a la afición del campeón de la Bundesliga. Después de Miroslav Klose, ex delantero de los bávaros y segundo del todavía entrenador Hansi Flick, también dejará el club Hermann Gerland. La leyenda del Bayern de 66 años fue asistente desde la llegada de Louis van Gaal en 2009 y es una de las personas más queridas por la afición tras su labor en el filial, donde formó a jugadores como Philipp Lahm, Bastian Schweinsteiger o Thomas Müller.

El adiós de Gerland no está siendo cuestionado solamente por la hinchada bávara, sino también por mitos muniqueses como Lothar Matthäus. Temen que el Bayern pierda parte de su ADN largando a un personaje que ha marcado el club como pocos a lo largo de las últimas décadas. “Es único. Lo que viene haciendo todos estos años no tiene precio. Tiene un valor como pocos“, explicó Matthäus en Sky. “La tarea de Nagelsmann no será más fácil sin Gerland, pero ahora puede demostrar de qué madera está hecho con su propio staff“, matizó el balón de oro de 1990.

El propio Hermann Gerland ha hablado sobre su salida: "Empecé en el FC Bayern en 1990 y, con una interrupción, siempre lo di todo por el club durante 25 años. Durante este tiempo, hemos vivido grandes momentos y éxitos, y he podido trabajar con los mejores entrenadores del mundo: Jupp Heynckes, Louis van Gaal, Pep Guardiola, Carlo Ancelotti, Hansi Flick... más no hay. Ahora me he dirigido al club y juntos hemos llegado a la conclusión de rescindir mi contrato. Siempre estaré vinculado al FC Bayern y a su gran afición y sólo deseo a todo el club lo mejor para el futuro".

Karl-Heinz Rummenigge, director general de la Junta Directiva, añadió: "No se puede valorar lo suficiente lo que Hermann Gerland ha conseguido con el FC Bayern. Como entrenador asistente, ganó ocho veces el campeonato de liga, cinco veces la Copa DFB, dos veces la Liga de Campeones, dos veces el Mundial de Clubes y dos veces la Supercopa de Europa. También entrenó con éxito a nuestros amateurs y fue el director deportivo del campus. Por último, pero no menos importante, ha entrenado a muchos jugadores, desde Bastian Schweinsteiger y Philipp Lahm, hasta Thomas Müller y David Alaba, que han hecho historia en el FC Bayern. El FC Bayern echará de menos su innegable ojo para el talento, su personalidad directa y su especial sentido del humor, así como su alto nivel de competencia profesional y social. Las puertas del FC Bayern siempre estarán abiertas para el "Tigre", siempre seguirá siendo parte de la familia del Bayern".

Miroslav Klose fue breve: "He tenido una gran etapa con este increíblemente y brillante equipo y ha sido muy divertido haber trabajado en este equipo técnico", explicó. Rummenigge dedicó las siguientes palabras al ex ariete: "Respetamos la decisión de Miroslav Klose y le deseamos la mejor de las suertes y, sobre todo, mucho éxito en su futura carrera. Miro tuvo cuatro años de éxito como jugador en el FC Bayern, y en 2018 volvió al Campus del FC Bayern como entrenador. Trabajando junto a Hansi Flick, ha podido adquirir experiencia en el cuerpo técnico profesional esta temporada y, como entrenador de delanteros en particular, ha desempeñado un papel en la temporada récord de Robert Lewandowski que no debe subestimarse. Hemos vivido a Miro como un jugador de equipo que ha transmitido su experiencia al mismo tiempo que ha estado siempre dispuesto a aprender y desarrollarse en su nuevo papel".

Las salidas de Klose y Gerland también son secuelas del conflicto entre Flick y el director deportivo Hasan Salihamidzic. El míster del sextete y el bosnio discreparon en temas fundamentales como planifiación o renovaciones (el contrato de Jerome Boateng, por ejemplo, no fue renovado contra la voluntad del técnico), provocando que Flick terminase pidiendo la rescisión anticipada de su contrato para, previsiblemente, tomar las riendas de Joachim Löw en la selección alemana después de la Eurocopa. El Bayern, por tanto, se queda de golpe sin varias piezas que fueron claves a la hora de conquistar el sextete. Dependerá de Nagelsmann devolver la paz a un club en plena revolución.