EL VAR DE AS

El error de Mateu al justificar el no pitar penalti de Morcillo por mano

Polémica en el Athletic-Real Madrid de la jornada 37 en la Liga Santander. Una mano de Morcillo y un posible fuera de juego en el gol de Benzema.

Mario de la Riva / Ruby Arés

La penúltima jornada de LaLiga Santander dejó varias polémicas. Dos de ellas otra vez en un partido del Real Madrid. La primera fue una mano que reclamó el conjunto blanco. Un centro de Odriozola impactó en el codo de Morcillo. Mateu Lahoz, árbitro de campo, dijo que no era punible e Iglesias Villanueva, en el VAR, no le corrigió. El Madrid la pidió al considerar que al no tenerla pegada al cuerpo ocupa un espacio y se hace más grande, cortando el centro.

La otra polémica en San Mamés fue en el minuto 68, en el gol de Nacho a pase de Casemiro. El balón pasó pegado a Benzema, que no la llegó a tocar y estaba en fuera de juego. El Athletic reclamó fuera de juego de interferencia (esos en los que se anula por posición ilegal aunque el infractor no toque el balón al influir en la jugada). Ni linier, ni Mateu ni VAR lo anularon. Para considerar que existe fuera de juego de interferencia hay que tener en cuenta varios aspectos que vienen recogidos en la ley 11 de las Reglas del Fútbol: si impide que el adversario pueda jugar el balón al obstruir su campo visual; disputándole el balón; intentando jugar claramente el balón y tenga un impacto en el adversario y realizar una acción que afecte a la posibilidad de un adversario para jugar el balón.