REAL SOCIEDAD 4 - VALLADOLID 1

Aprobados y suspensos de la Real: Isak cree en Europa

El ‘Txipiron sueco’ pone en órbita a los donostiarras con su doblete, bien secundado por Silva, Oyarzabal y Januzaj.

Aprobados y suspensos de la Real: Isak cree en Europa

Remiro: Hasta la recta final no necesitó hacer intervenciones de mérito. Tapado en el gol del Valladolid, poco pudo hacer en esta ocasión.

Gorosabel: Partido sufrido del lateral derecho. En la primera parte pudo subir algo la banda, pero no lo hizo tras el descanso. Acabó jugando de lateral izquierdo.

Aritz Elustondo: Buen partido del ‘Káiser de Beasain’. Apenas dejó opciones de remate a Kenan Kodro, al que arrebató la gloria cuando el partido estaba ya 3-0.

Le Normand: El crecimiento del francés es espectacular estas dos ultimas temporadas. Hoy volvió a la zaga y se notó una barbaridad. Salvo alguna duda al principio, acabó completando un partido notable.

Monreal: Partido sobrio del navarro. Supo regular esfuerzos porque físicamente llegaba justo. No cometió ningún error.

Guevara: Tuvo las ideas muy claras para buscar a sus compañeros. Partido muy serio en la medular. Destila clase por los cuatro costados.

Illarramendi: No levanta cabeza con las lesiones. Sustituido en el minuto 10 por un problema en el tobillo. Hasta entonces había dominado el centro de campo.

Silva: Verle jugar es un lujo para esta Real. La asistencia del 1-0 y el zurdazo del 3-0 bien merecen que se pague la entrada para verle jugar. La duda es: ¿dónde estaría hoy la Real si llega a jugar más partidos durante la temporada?

Oyarzabal: Otro buen partido del eibarrés. Apareció por todo el frente de ataque para asistir a Isak, dejar el penalti a Januzaj, trabajar como el que más, y llegar a los minutos finales con opción de marcar su gol en un contragolpe.

Januzaj: Capaz de lo mejor y lo peor. Otro buen partido jugando en la derecha. Marcó de penalti y dirigió la jugada del 1-0. Pero después tuvo un apagón al provocar al banquillo del Valladolid porque hubo una pequeña trifulca. Merecía 3 picas, pero su falta de respeto al rival le hace perder una pica. Hay que saber también aguantarse y empatizar con un rival que se jugaba dramáticamente la vida.

Isak: El mejor, sin duda. Partidazo del sueco, que marcó dos goles y pudieron ser más. Atacó los espacios que le dejó el Valladolid en defensa y fue cambiado para protegerlo tras el descanso. Participó en tres de los cuatro goles. Ya suma 16 goles.

Zubimendi: Se jugó siempre a lo que él quiso. Lo cortó todo en la medular y con balón estuvo infalible. El futuro es suyo.

Portu: No entiende de ‘minutos basura’. Lo pelea todo y siempre. Salió con 4-0 y marcó el quinto, pero se lo anularon por fuera de juego. Pudo marcar también en la recta final.

Roberto López: Minutos para seguir creciendo. Probó fortuna desde fuera del área.

Bautista: Peleó mucho, pero sin mucha claridad en ataque. Le faltaron ocasiones de gol.

Zaldua: Minutos finales en los que le tocó defender más que atacar.