ALMERÍA 1-ALBACETE 1

La trifulca Sadiq-Brian continuó en el túnel de vestuarios

El nigeriano y el charrúa fueron sujetados por sus compañeros al picarse por quién lanzaba un libre directo, siguiendo el lío tras el pitido final. Rubi lo deja zanjado y asegura que "no se volverá a repetir"

La trifulca Sadiq-Brian continuó en el túnel de vestuarios
Carlos Barba

El Almería apenas pudo sumar un punto en casa frente al colista, un Albacete que jugó 25 minutos en inferioridad numérica. Sin embargo, gran parte del postpartido se centró en la trifulca entre Umar Sadiq y Brian Rodríguez, quienes tuvieron que ser sujetados por sus propios compañeros. Expiraba el descuento cuando Dani Torres derribó al futbolista cedido por Los Ángeles cerca del balcón del área. Con el 1-1 en el marcador y Aketxe y Lazo sustituidos, el uruguayo agarró el esférico para lanzar el libre directo, con el nigeriano arrebatándoselo. El '11' pilló un buen rebote, acción impropia entre propios compañeros, teniendo que mediar Corpas y Villalba para tranquilizar al sudamericano, que no está encontrando en Almería el protagonismo buscado (apenas cuatro titularidades) y con aires de estrella.

La acción, que simboliza el desquiciamiento del cuadro almeriense y la falta de experiencia, no continuó ahí, ya que tras el pitido final ambos se buscaron, llevándose Corpas a Sadiq (estrelló su disparo contra la barrera) para que el asunto no fuese a mayores. Cuando enfilaba el túnel de vestuarios el ex del Partizán de Belgrado quiso pedirle explicaciones a su compañero. En las pistas interiores se enzarzaron algunos miembros del plantel rojiblanco entre sí, quedando la trifulca en un par de empujones sin llegar a las manos. El director administrativo del club, Mohamed Adel, tuvo que intervenir para poner calma en un vestuario el que la juventud ya ha pasado alguna que otra mala pasada, marchándose Umar Sadiq del recinto de la Vega de Acá con una gran 'pataleta'.

En el encuentro de esta temporada ante la Ponferradina ya hubo tensión en el mismo túnel de vestuarios con jugadores bercianos, recordando también la acción de este sábado a la que protagonizada por Juan Villar y el propio Sadiq en el duelo ante el Tenerife, cuando Corpas también tuvo que mediar en el lanzamiento de ese penalti que finalmente lanzó el africano. Al delantero de Kaduna se le ve en los últimos partidos demasiado individualista y ansioso, teniendo Rubi ahora el reto de hacerle volver a su mejor nivel.

El preparador rojiblanco, que aún no ha ganado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, quiso dejar zanjado el asunto, como reconoció en sala de prensa. "Como entrenador pido disculpas a todo el mundo y puedo asegurar que esa situación no se va a repetir nunca más porque defendemos un escudo. La gente tiene ganas de ser mejor compañero, no lo disculpo, pero entiendo la ansiedad de querer ayudar al equipo. Es un pecado de juventud que hemos arreglado ya ahí dentro y puedo asegurar que no volverá a pasar", afirmó el vilasarense, que tiene trabajo por delante para lograr que los malentendidos queden ahí y no hagan mella en el equipo almeriense en el momento más importante de la temporada.

Eso sí, en el club rojiblanco no gustan nada ciertas actitudes de algunos jugadores. Sin darle mayor importancia de la que tiene, consideran que la plantilla tiene mucho más potencial del que está demostrando en el terreno de juego, conscientes de que con la actual actitud no se puede sumar de tres en tres y que no se puede tolerar falta de compromiso. La falta de experiencia ya jugó una mala pasada al final de la pasada temporada, cuando Darwin Núñez estuvo a punto de perderse la promoción por la tangana que protagonizó junto a Jonathan Silva en El Toralín en la penúltima jornada de la fase regular.

El Almería llega gripado al tramo final, con apenas una victoria en los últimos siete encuentros y seis jornadas consecutiva sin ganar en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, desde que lo hiciera a finales de febrero con la goleada al Lugo (4-1). En el club almeriense saben que volver a la senda ganadora hay que corregir comportamientos de estrella de algunos de los jóvenes del plantel, aspecto fundamental para lograr un ascenso que a día de hoy parece difícil tanto por los últimos resultados como, sobre todo, por las sensaciones y la dinámica.

Para más inri, Rubi no podrá contar en el inicio de la promoción precisamente con Sadiq y Brian Rodríguez, siendo la del nigeriano una baja más que sensible. El de Kaduna está citado para disputar un amistoso ante Camerún el 4 de junio en Austria, peligrando su participación en la primera eliminatoria. Brian Rodríguez, por su parte, ha sido preconvocado por Óscar Tabárez para los duelos ante Paraguay y Venezuela de las eliminatorias del Mundial 2022, que se disputarán los días 3 y 8 de junio. De momento, el objetivo debe ser canalizar esa frustración y rabia en una victoria el próximo martes (19:00 horas) en Cartagena, cita en la que será baja Akieme al ver su quinta amarilla en el descuento.