ATLÉTICO DE MADRID

Luis Suárez llegó para días así

El uruguayo tiene a tiro su séptima liga, el desafío que le animó a fichar por el Atlético: "Decían que no ya podía competir por cosas importantes". No marca desde el 21 de marzo.

Luis Suárez fichó por el Atlético para vivir partidos como el de esta tarde. No por el rival en concreto, claro, sino por todo lo que hay en juego. El club buscó en el uruguayo el salto de calidad que le acercara a los grandes títulos y el futbolista, tras ser desterrado por el Barça, eligió el Wanda Metropolitano para demostrar a todos aquellos que dijeron que no valía que estaban equivocados. A falta de dos jornadas, el Atleti es líder, depende de sí mismo y es el único que esta noche puede ser campeón de Liga. Y para ese último paso, que si no es hoy podrá ser en Valladolid, necesita que Suárez ponga la guinda a su temporada, ahora que parece haberse quedado seco.

El uruguayo llegó a 19 goles el 21 de marzo, pero no ha vuelto a ver portería (con 20 cobraría un bonus). En sus últimos 13 partidos de Liga, ha marcado tres tantos. Contra la Real, sin ir muy lejos, dio una asistencia, pero se quedó a cero a pesar de que tuvo tres ocasiones clarísimas. Aun así, la confianza de Simeone y de sus compañeros es total. “Entramos en la zona Suárez. Es un momento para que un futbolista como él resuelva situaciones que el equipo va a necesitar. Tiene la jerarquía para hacerlo y está acostumbrado a partidos así”, explicaba el Cholo, que esta tarde lo colocará en punta junto a Correa o João Félix.

Suárez intenta un remate acrobático ante la Real.

Salto de calidad, carácter y ganas de revancha

Suárez aterrizó en el Atlético con el objetivo de la Liga entre ceja y ceja. En una entrevista para El club del deportista publicada ayer, el propio futbolista hace memoria sobre cómo se fraguó su fichaje y por qué: “Venir aquí era un desafío muy grande por muchas cosas. El último año recibí críticas y decían que no estaba para competir por cosas importantes, o que en el Barça no podía competir a alto nivel. Y eso te genera un desafío a nivel individual que hace que, al llegar al Atlético, uno quiera seguir demostrando que por algo está en la élite del fútbol. Y lo viví como un gran reto y con muchísima ilusión. Para nada estoy arrepentido, al contrario: ilusionado y con muchas ganas de seguir demostrando”.

Efectivamente, pronto convenció al Atlético de que su fichaje fue un acierto y el gran acelerón del equipo coincidió con su mejor racha de goles. Ahora el 9 debe dar un último empujón para completar su revancha personal contra los que le dieron por acabado y, además, seguir engordando el palmarés con su séptima Liga, tras las que conquistó con Nacional, Ajax y Barça (4). El equipo necesita al mejor Suárez para que la fiesta de fin de curso no se convierta en una pesadilla...