ITALIA

El polvorín del Inter condiciona a Achraf

Antonio Conte, ante la crisis económica del club, ha dejado su futuro en el aire. Con su adiós, varios pesos pesados podrían imitarle: el exmadridista, Lukaku y Lautaro tienen mercado.

Tras haber celebrado el scudetto, el Inter vive un momento muy complicado. El presidente Steven Zhang le ha pedido a la plantilla renunciar a dos meses de sueldo, pero sin explicar cuál será el plan deportivo de cara al próximo curso. Eso todavía no queda claro y es la razón por la que Antonio Conte ha dejado varias veces su futuro en el aire. Y si el técnico se marcha, según el ‘Corriere dello Sport’, varios pesos pesados del vestuario podrían tener la tentación de imitarle.

Lukaku, por ejemplo, ha vuelto a estar en las miras de Manchester City y Chelsea. El club italiano pedirá 120 millones por su ficha y el jugador, que en Milán está muy feliz, sin Conte no descartaría marcharse. Por eso, le habría dicho a su entorno que dejara abiertas las comunicaciones con blues y citizens.

Lautaro, por su parte, debe negociar su renovación, aunque según el medio italiano el Real Madrid habría vuelto a interesarse sobre su situación. El delantero argentino ha querido tranquilizar a la afición interista. "Estoy muy contento de estar en el Inter, no se me ocurre otra cosa que estar aquí. En el pasado estuve cerca del Barcelona. Después de tomar una decisión, elegí quedarme aquí y no me equivoqué", dijo este viernes Lautaro en una entrevista a Sky Sport Italia. Achraf también ha sido un hombre clave del scudetto y desde el club aseguran que no piensan venderle, pero el Bayern lleva varias semanas intentando planificar su fichaje.

Hay que tener cuidado también con la situación de Bastoni, que con Conte ha crecido muchísimo y lleva cuatro meses esperando firmar su renovación, como ha desvelado su agente. El Inter, mientras, intentará primero poner en el mercado a Vidal, Alexis, Brozovic, Skriniar y De Vrij, pero todo dependerá de las ofertas que lleguen y, sobre todo, de la voluntad de los jugadores. Sin Conte, mantener alto el nivel del equipo será difícil.