UEFA

La UEFA abre una investigación contra Madrid, Barça y Juve

El máximo organismo anunció que en base al artículo 31 (4) del Código Disciplinario se inicia el proceso que puede derivar en sanción a los tres clubes por el proyecto Superliga.

La UEFA abre una investigación contra Madrid, Barça y Juve

La sanción a Madrid, Barça y Juventus podría estar más cerca por parte de la UEFA. El máximo organismo del fútbol europeo anunció que abre el proceso de investigación por lo ocurrido con estos tres clubes en su intento de crear una Superliga paralela y la no decisión de retractarse, como sí hicieron los otros nueve clubes fundadores.

La UEFA comunicó que "en base al artículo 31 (4) del Código Disciplinario, el Comité Ético y los Inspectores Disciplinarios han acordado abrir una investigación por una potencial violación de los códigos de legalidad de la UEFA por parte de Real Madrid, Barcelona y Juventus en relación al conocido como proyecto de la Superliga". También indica que "dará más detalles de la investigación según se produzcan". Según lo publicado por la ESPN, la sanción a la que se podrían enfrentar sería de dos años fuera de las competiciones europeas.

Con este paso, la UEFA mete más presión a los tres clubes disidentes que todavía no se han echado atrás en su ambición de crear un torneo paralelo a la Champions, a diferencia de lo que hicieron los restantes fundadores. La baza de Madrid, Barça y Juve está en el auto del juzgado de lo mercantil número 17 de Madrid, que les ampara e impide que la UEFA, la FIFA o las federaciones puedan actuar en contra de estos clubes o sancionarles. El auto tiene validez en Suiza por el convenio de Lugano.

En los últimos días, los tres clubes emitieron un comunicado conjunto en el que se mantuvieron firmes en sus conductas: "Los clubes fundadores de la Super Liga han recibido - y continúan recibiendo - presiones, amenazas y ofensas para que abandonen el proyecto (...). Esto es inaceptable en un estado de derecho y los Tribunales ya se han pronunciado sobre el proyecto de la Super Liga ordenando a FIFA y UEFA, con rotundidad, que se abstengan mientras se tramita el procedimiento judicial, directamente o a través de sus entidades afiliadas, de realizar cualquier actuación que pueda penalizar a los clubes fundadores o que vaya contra la Super Liga, reconociendo de este modo la apariencia de buen derecho de dicha iniciativa".

La UEFA, por su parte, decidió readmitir a los nueve arrepentidos a costa de una serie de medidas muy duras que van desde una cláusula por la que tendrían que pagar 100 millones en caso de que decidan jugar una competición no autorizada a los 15 como fondo de solidaridad que deberán "donar" para que se inviertan en fútbol formativo y proyectos sociales.