ITALIA

El Milan quiere retener a Brahim

El jugador cedido por el Real Madrid ha convencido a los rossoneri con su gran temporada. Fue clave en la victoria del Milan ante la Juventus.

Brahim Díaz no jugaba como titular en el Milan desde el 21 de marzo, ante la Fiorentina, cuando fue decisivo con un gol para la victoria de los suyos (3-2 en el Franchi). Stefano Pioli, sin embargo, la semana pasada decidió que el malagueño podría ser el hombre clave del partido más importante de la temporada, la visita a la Juventus del pasado domingo. Una apuesta que alguien definió como arriesgada, y que ya todo el mundo ve ganadora.

El madridista fue el mejor entre los rossoneri, creando los únicos peligros de la primera mitad, en la que marcó un golazo, y, en la segunda parte, forzando el posible penalti de la sentencia, que desperdició Kessié. Tuvo que abandonar el campo en el 70' por molestias, pero esos minutos le fueron suficientes para que toda la prensa italiana le definiera el hombre del partido rossonero junto con Tomori, en una noche histórica. Los milaneses llevaban 10 años sin ganar en el estadio de la Vecchia Signora, a la que dejaron fuera de los puestos de Champions. Un objetivo que, tras ocho años de espera, los milanisti ahora tienen muy cerca. Para el regreso a la máxima competición europea Maldini intentará reforzar la plantilla y su idea es quedarse con Brahim, que aceptó con humildad su papel en el equipo.

No fue un titular intocable, pero cuando saltó al campo marcó a menudo la diferencia: suma seis goles y tres asistencias en 1687 minutos disputados. Sus 21 años y la actuación de ayer, cuando tenía una enorme presión encima, confirmaron que su margen de mejora es enorme, y en el Milan lo saben. Maldini intentó conseguir una opción de compra durante la negociación con el Madrid, que siempre optó por una cesión “seca” de un curso. En junio tocará volver a hablar de su situación con los merengues, y no se descarta ningún escenario. Brahim en Italia está muy feliz y el club está encantado con su compromiso y su rendimiento: los rossoneri intentarán quedarse con sus servicios durante al menos otro curso.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Brahim Díaz (@brahim)

Aquel recogepelotas del Málaga

El recogepelotas es la sonrisa del fútbol. La esperanza de recibir un balón despejado por tus ídolos y devolvérselo con el sueño de ocupar algun día su lugar. Era 2012 cuando un joven Brahim Díaz (Málaga, 1999) ocupaba esa labor en el Málaga y fantaseaba con ser como la gran estrella de aquel equipo, Isco, que poco después recalaría en el Madrid. Casi una década después, Brahim sigue los pasos del que entonces era su ídolo. Se hizo profesional, llegó al City siendo un chaval y terminó fichando por el Madrid hace dos temporadas, siendo más joven que Isco cuando firmó por el club blanco. Para foguearse, el Madrid lo cedió al Milan y, en San Siro, Brahim ha demostrado en un año que está listo para volver al Bernabéu.

Brahim ha disputado más de 1.000 minutos en un equipo que durante gran parte de la temporada ha luchado por la Serie A y que cuenta con jugadores del nivel de Ibrahimovic, Çalhanoglu, Theo, Rebic y Leao en los puestos ofensivos. Ha peleado con todos ellos por hacerse un hueco y ha conseguido marcar seis goles con tan sólo 21 años. El último de ellos, el pasado domingo ante la Juventus, abrió la lata ante los bianconeri (0-3) y acerca a los rossoneri al objetivo de clasificarse para la Champions, algo que no consiguen desde la temporada 2013/14.

En Milán están encantados con Brahim y negociarán con el Madrid para retenerlo, al menos, un año más. La pelota está en el tejado del club blanco.

Las estadísticas de Brahim en el Milan esta temporada.