ALMERÏA

Rubi los saca del ostracismo

El técnico del Almería recupera para la causa a futbolistas como Ramazani, Carvalho, Aketxe o Centelles. En Tenerife repitió once, algo que sólo hizo Gomes una vez.

Rubi los saca del ostracismo
CARLOS BARBA DIARIO AS

Si durante la primera parte de la temporada José Gomes llevó a cabo una política de rotaciones extremas, modificando incluso la totalidad del once de un encuentro para otro, el portugués después empezó a tener un bloque fijo, con las típicas variaciones por sanción, lesión o alguna decisión técnica sin importancia. En sus últimas semanas jugadores como Carvalho, Aketxe o Ramazani pasaron a un segundo o tercer plano. La llegada de Rubi ha servido para recuperar a efectivos para la causa, siendo algunos incluso diferenciales como el extremo belga, que hizo el tanto del triunfo en Tenerife para dar carpetazo a la mala racha (9 puntos de 27).

El caso más claro es el de Ramazani, quien apenas había participado en 23 minutos desde mediados de febrero hasta el cambio de técnico (en Ponferrada y ante el Espanyol). Rubi lo ha rescatado en busca de aprovechar su desborde y verticalidad y ya ha obtenido sus frutos en forma de un gol que supuso un triunfo balsámico. Ante el Oviedo sus minutos y en Tenerife entró tras el descanso, siendo el futbolista más destacado.

Carvalho, uno de los futbolistas con mayor calidad del plantel indálico, también ha sido de los más destacados en los dos partidos con Rubi. El portugués, titular durante buena parte del curso, apenas fue titular en Ponferrada en las últimas once jornadas previas a la llegada del vilasarense. Con éste, completó el duelo ante el Oviedo, algo que sólo había hecho tres veces antes, y también repitió el pasado fin de semana, cuando volvió a actuar Centelles. Tras una docena de jornadas sin participar, Rubi le hizo jugar los últimos compases en Tenerife para formar un doble lateral junto a Akieme.

Otro de los nombres propios es el de Aketxe, que sólo había disputado dos de los últimos siete duelos de José Gomes. El '10' tuvo cerca de media hora en el Estadio Heliodoro Rodríguez López para ir cogiendo el ritmo competitivo. Aunque busca tener a todos sus pupilos enchufados, Rubi repitió once para darle una nueva oportunidad después del pinchazo frente al Oviedo a pesar de que Balliu, uno de los pesos pesados, ya estaba recuperado. José Gomes sólo lo hizo una vez cuando puso en liza en La Rosaleda a Makaridze, Balliu, Maras, Ivanildo, Akieme, Samu, Morlanes, Brian Rodríguez, Robertone, Lazo y Sadiq después del pinchazo ante el Leganés. Al igual que ocurrió con Rubi el pasado viernes, le funcionó, venciendo fuera de casa y dejando la portería a cero (0-3 en Málaga).