CHAMPIONS LEAGUE

El botín detrás de la Champions para Manchester City o Chelsea

Daily Mail publica el sistema de primas de ambos clubes. Los blues podrían llevarse 11 millones si ganan el doblete. El City, 15 solo por la Champions.

El botín detrás de la Champions para Manchester City o Chelsea
PAUL CHILDS AFP

El Chelsea está a las puertas del doblete. Los blues están clasificados para la final de la FA Cup, en la que se enfrentarán al Leicester en Wembley, y para la de la Champions League, en la que se verán las caras ante el Manchester City en Estambul. En juego, dos títulos para cerrar una temporada que podría considerarse histórica y además, un buen botín a repartir entre todos los jugadores.

Roman Abramovich no quiso escatimar en motivación para que sus muchachos lucharan por los títulos y los jugadores firmaron unas primas notables por alcanzar ciertos objetivos. Eliminar al Madrid en semifinales les ha dado una buena alegría, también económica. El ganar esta eliminatoria les reportará un bonus a todo el vestuario de cinco millones de libras a repartir a partes iguales.

Ahora, les falta llegar a por el premio gordo. De conseguir los dos títulos sumarían seis millones de libras más al premio: cinco por ganar la Champions y uno por la FA Cup según explica Daily Mail. Un total de once millones a repartir a partes iguales. Si hay éxito en la Champions, cada jugador se llevará su medalla de campeón y unas 500.000 libras a su casa.

El City más individualista

Según informa el Daily Mail, el Manchester City, también finalista de la Champions, firma bonus individuales por alcanzar éxitos colectivos. Así, en total, repartirá hasta cuatro millones en primas más que el Chelsea si consiguen levantar la Orejona por primera vez en su historia.

Este diario asegura que la cantidad se irá hasta los 15 millones de libras que se repartirán de distinta manera. Los jugadores considerados más importantes se podrían embolsar hasta un millón, con otros de un escalón inferior sumando 600.000 libras a su patrimonio y algunos de un rol más secundario una cantidad menor pero nada desdeñable.