Las Palmas

Las bodas de oro de Álex Suárez

El central grancanario podría cumplir este sábado 50 partidos con el primer equipo de Las Palmas. Acaba contrato al final de la presente temporada.

Las bodas de oro de Álex Suárez
Carlos Diaz-Recio Diario AS

Si hay algún futbolista de la Unión Deportiva al que le sentara bien el confinamiento, ese fue Álex Suárez. Ocurre que, antes de que se decretase el Estado de Alarma en nuestro país, el central grancanario consumía su primera temporada con ficha profesional vano de esperanza, con una estadística prácticamente inerte. Así, antes de aquella inolvidable primavera de 2020, apenas había disputado 5 partidos de liga y 2 de Copa del Rey.

Desde entonces, tanto el rendimiento como los datos de Suárez han subido como la espuma. Tras el confinamiento, acabó jugando en 7 de los 11 partidos disputados desde el 6 de marzo, cuando tuvo lugar la última jornada de una competición que se reanudó ya en junio. Y ahora, durante el presente curso liguero, no hay quién le quite el puesto al 4 de Las Palmas.

Bien sea acompañado de Aythami, quien afronta la recta final de su lesión, o Curbelo, ocasionalmente también Ismael Athuman, Suárez ha sido indiscutible para Pepe Mel en el eje de la defensa de Las Palmas. De momento, solo en la temporada 2020/21 acumula una estadística de 35. Marcó además un gol, aunque de nada le valió a su equipo, cuando el Oviedo visitó el Estadio Gran Canaria el pasado 31 de octubre (1-2).

La estadística de Álex Suárez es tan rotunda esta temporada que solo dejó de disputar dos partidos de liga (no participó en Copa del Rey), ante Almería y Ponferradina. En el primero de ellos, durante la primera vuelta, le fue imposible su participación tras haber sido expulsado unos días ante en Málaga, mientras que en el segundo se quedó en el banquillo por decisión técnica. Hasta el partido contra la formación leonesa, acumulaba de hecho 30 titularidades consecutivas.

Así, salvo sorpresa (ya lo fue el hecho de que no jugara contra la Ponferradina), Álex Suárez cumplirá este domingo su particulares bodas de oro, 50 partidos, con Las Palmas. Acaba contrato este verano y, a tenor de las estadísticas, su continuidad parece indiscutible. De manera oficial, el club no se ha pronunciado todavía.