ATHLETIC

Núñez: "Las finales han sido dos mazazos muy duros"

El central celebra estar jugando muchos partidos y propone pelear con todas las fuerzas para apurar las opciones de entrar en la Conference League.

0
Núñez: "Las finales han sido dos mazazos muy duros"
Julio Muñoz EFE

Entre unas cosas y otras, ya sea lesiones, sanciones u otro tipo de circunstancias, Unai Núñez está jugando muchísimo este año, hasta el punto de que esa etiqueta de tercer central se está diluyendo mucho en competencia con Yeray. De hecho, ha jugado 22 partidos en Liga, uno más que el defensa de Barakaldo, y tan solo tres menos que el intocable Iñigo Martínez. Lleva cinco titularidades seguidas. Es el séptimo jugador de campo en minutos este ejercicio.

Unai reclamó en AS que quería jugar más o pedía salir cedido. Al final renovó sin cláusula y va rascando protagonismo día a día. "Lo dejé claro en su momento. A día de hoy sigo en la misma idea, quiero jugar lo máximo posible, si otro jugador no piensa igual... lo veo algo normal, que cada uno quiera lo máximo".

Los últimos compromisos, ante Atlético, Valladolid y Sevilla, han resaltado su poderío y sobriedad. "He mostrado el nivel en el que estoy últimamente y lo que puedo dar, los tres centrales somos muy buenos jugadores y trabajamos al máximo. Este año he podido jugar bastantes minutos, tengo que seguir trabajando, me queda mucho por mejorar", resuelve el 3.

La plantilla aún siente el dolor por las punzadas de las finales de Copa. "Hemos tenido dos fases en las que todo el mundo sabe que lo hemos pasado regular, fueron dos mazazos muy duros. Pero como con todo en la vida, hay que levantarse, aprender de los errores y seguir para adelante. Sabemos que quedaba bastante Liga por delante y tenemos la posibilidad de mejorar el nivel, ese que podíamos haber demostrado en las dos finales, hay que seguir trabajando, dar la mejor versión y acabar lo más arriba posible". A algunos les afecta más de una manera y otros de otra, como Williams, que anda tocado metal y físicamente, así que "hay que aprender de los errores y seguir trabajando y mejorando para que no suceda otra vez", explica Núñez.

Ahora entrar en Europa está complicado, pero nadie arroja la toalla: "Todo el mundo sabe que es un poco complicado, pero somos el Athletic, vamos a pelear hasta el final por estar lo más arriba posible y si se puede, entrar en Europa".

Admite el central portugalujo que les está condenando la irregularidad, "como todo el mundo, tienes sus buenas rachas y malas", Por eso se proponen tener una línea con más continuidad, y él mismo se ve en esa tesitura, aunque "los dos o tres últimos partidos me han salido muy buenos", así que su idea es "estar en ese nivel todos los días posibles", es "lo mejor para el equipo y para mí, estoy mucho más a gusto conmigo mismo". su esfuerzo va encaminado por lograr de una vez dos victorias seguidas, tras la del Pizjuán el lunes.

Los errores en las áreas han lastrado a la plantilla. "Ha habido bastantes partidos con fallos tontos -admite-, en los que yo también he participado; hay que saber qué has hecho mal y corregirlo, para que no vuelva a suceder". Lo que se proponen es echar un vistazo al interior, "no tenemos mirar al contrario sino a nosotros mismos".

Eso sí, están llegando muchos canteranos al primer equipo, que llaman a la puerta, algo que celebra el central internacional. "Todos los que estamos somos validos y lo que se necesita es confianza. Por lesiones o decisiones del míster, estamos teniendo más minutos. Eso te lleva a tener más confianza. Lo que sea sumar minutos es bueno para todos y para el club, el Athletic vive de la cantera".

La presión se ha rebajado porque casi no quedan objetivos pero Núñez echa mano del tópico al recordar que "aunque la gente no se juegue nada, cada equipo siempre va a competir al máximo".

Sobre el rival del sábado, recuerda que no es un enemigo cualquiera: "Osasuna es un gran equipo, hay que ver la temporada que hecho y más, en este último tramo, hay que afrontarlo de la mejor manera posible, vamos a entrenar toda la semana para corregir errores e insistir en las cosas que hemos hecho bien, trabajar en ello".