RACING

Solabarrieta rebaja la carga física de los entrenamientos

El míster racinguista pide a la plantilla que mantenga el nivel competitivo en los partidos que restan, pero las sesiones son ahora más cortas y divertidas

Santander
0
Solabarrieta rebaja la carga física de los entrenamientos
Nacho Cubero Diario AS

El mensaje que sale desde el vestuario racinguista es que la temporada no ha terminado, que quieren ganar los tres partidos que restan y acabar por delante del Real Unión esta segunda fase en la que ambos equipos han conseguido el billete para la Primera División RFEF. El propio Aritz Solabarrieta se expresa en el mismo sentido dirigiendo las sesiones, pero lo cierto es que los entrenamientos son más ligeros. Más cortos y fundamentalmente compuestos de series de partidillos en campos reducido. Más o menos, lo habitual en los finales de temporada cuando un equipo, para bien o para mal, ya no se juega nada. Como hizo Oltra en las últimas semanas de la temporada pasada, ya con el descenso sentenciado.

Uno de los riesgos de este tipo de entrenamientos es que, por mala suerte, acabe llegando alguna lesión. Hoy, por ejemplo, no han podido terminar el entrenamiento ni Isma López ni Luan Capanni tras un fuerte choque entre ambos cuando, los dos atentos al balón, el brasileño intentaba atacar el espacio y pasó literalmente por encima del navarro. Isma sufrió una herida, con los tacos de Capanni marcados de arriba abajo de la tibia de su pierna izquierda, mientras que el de Sao Paulo se provocó un posible esguince de tobillo en su pie izquierdo. No son lesiones graves, pero ambos son duda para el domingo.

Isma López y Capanni chocaron en el partidillo y debieron abandonar la sesión, ambos con molestias.

Tampoco es probable que se vistan de corto contra el Tarazona ni Riki ni Lars Gerson, que hoy no han participado en la sesión junto a sus compañeros y se han limitado a trotar junto con Nico Santos, del equipo filial. El centrocampista asturiano tiene un fuerte hematoma en el gemelo de su pierna derecha que arrastra desde el último partido, mientras que el luxemburgués se queja de un dolor en una de sus rodillas.

Dado que el equipo tuvo días de descanso el pasado fin de semana y venía entrenando desde el lunes, el técnico ondarrutarra ha decidido conceder día libre para mañana. El viernes están citados de nuevo a las 10:30 en La Albericia y será ese el momento en el que Solabarrieta haga recuento de sus efectivos y comience a focalizar la atención en el partido frente al Tarazona, que se jugará el domingo (18:00) en El Sardinero.

Riki y Gerson, junto a Nico Santos, del filial, se ejercitaron al margen del grupo.