REAL MADRID

Todas las finales de la Champions: ¿en cuántas estuvo el Real Madrid?

El conjunto blanco está cerca de volver a jugar una final de la Champions : sería su 17ª final en las 66 ediciones que se han disputado tanto de la Copa de Europa como de la Champions

Madrid
En 2018, el Madrid ganó La Decimotercera en Kiev al Liverpool (3-1).

El Real Madrid se juega hoy su pase a la final de la Champions League: sería su 17ª presencia en el partido definitorio de la máxima competición continental. Hasta el momento el conjunto blanco es el equipo que más títulos de Copa de Europa/Champions League han ganado (13) a lo largo de las 66 ediciones que se han disputado hasta el momento: es decir, los blancos han estado en el 24,24% de las finales. Los blancos han estado en casi una de cada cuatro finales que se han disputado.

Los blancos suman 13 títulos en 16 finales. En la Copa de Europa (cuyo arranque comienza en 1955 y dura hasta 1991, año en el que se introdujo la primera modificación), los blancos disputaron nueve finales: ganaron las cinco primeras finales de manera consecutiva. Los blancos superaron al Stade Reims en 1956 y 1959, a la Fiorentina en 1957, al Milán en 1958 y al Eintracht en 1960, Su juego dinámico, eléctrico, vertical, con futbolistas con Di Stéfano y Gento en los tres primeros títulos, más la presencia de Ferenc Puskas en las restantes dos hicieron del Madrid el mejor conjunto europeo de la década de los 50. Sin embargo, las dos siguientes finales vieron el surgimiento de otros dos equipazos del fútbol europeo. El primero fue el Benfica de Eusebio (1962), un equipo que jugó cuatro finales desde 1961 hasta 1965, y el Inter de Milán, que derrotó a los blancos en 1964… y al propio Benfica (1965).

Sería en 1966 cuando los blancos ganarían su sexta Copa de Europa con un once formado exclusivamente por jugadores españoles ante el Partizán (2-1). Era la Sexta Copa de Europa en 11 ediciones, con dos finales más jugadas. Todo un récord de la competición.

Champions League

Clasificación PTS PG PE PP
1Real Madrid 10 3 1 2
2B. MGladbach 8 2 2 2
3Shakhtar 8 2 2 2
Clasificación completa
Próximos partidos
Chelsea - Real Madrid X-05/05 21:00
Calendario

*Datos actualizados a fecha 4 de mayo de 2021

Pero los blancos tendrían que esperar 15 años más para volver a saborear una final europea: no sería hasta 1981 cuando los blancos disputarían otra. Su rival era el Liverpool. Los blancos habían cruzado una larga travesía en Europa en donde el Ajax, el Bayern y los equipos ingleses habían dominado a lo largo de la década de los 70. Esa final de Copa de Europa sería la última que disputaría el conjunto blanco bajo ese modelo. Y París, la primera sede donde los blancos se coronaron por primera vez, vio cómo los reds superaron a los blancos con un gol a falta de diez minutos para el final del encuentro, gol de Alan Kennedy.

Champions League

Clasificación PTS PG PE PP
1Chelsea 14 4 2 0
2Sevilla 13 4 1 1
3FC Krasnodar 5 1 2 3
Clasificación completa
Próximos partidos
Chelsea - Real Madrid X-05/05 21:00
Calendario

*Datos actualizados a fecha 4 de mayo de 2021

No sería hasta cerca de finales del siglo XX cuando los blancos volvieron a liderar la competición europea: en 1998, 17 años después de la derrota de París, los blancos jugaban una nueva final. Esta vez ante la Juventus (cuarto rival italiano en una final), y bajo un nuevo modelo de competición. La vieja Copa de Europa dejaba paso a la Champions League: un concepto de competición dividido en dos fases. Una primera tipo liguilla, en la que ocho grupos compuestos por cuatro equipos se median entre sí. Los dos primeros accedían a la segunda fase, esta eliminatoria, en la que tras tres rondas (octavos, cuartos y semifinales) quedaban dos conjuntos que se disputarían la gran final. Ese modelo se empezó a fraguar a comienzos de los 90. Sería en la edición de 1991-92, año en que el Barcelona ganó su primera Champions, cuando se hizo la primera modificación, para a partir de la siguiente, 1992-93, consolidarse.

Volviendo a 1998, los blancos llegaron a la final después de completar un formidable torneo, eliminando al Bayer Leverkusen y al Borussia Dortmund. Sería el prólogo a cinco años fantásticos, en la que los blancos ganarían tres títulos de manera alterna, aparte de participar en la que sería la primera final de la Champions entre dos equipos del mismo país: de nuevo fue París la que acogió ese choque entre el Madrid y el Valencia (en 2000). Dos años después (2002) fue la ciudad de Glasgow la testigo de cómo el Madrid levantaba la Novena.

Pasarían doce años para que el Madrid se volviera a presentar en una final europea. En ese largo periodo, los blancos no lograron pasar de octavos, algo impensable en épocas anteriores: cayó eliminado ante equipos como el Arsenal, Roma, Olympique de Lyon… Sería en 2014 cuando los blancos regresaban a la gran final tras eliminar a tres rivales alemanes. Sobre todo, al Bayern en Múnich: un 4-0 en el que todos los adjetivos se quedan cortos. En Lisboa, los blancos se midieron al Atlético de Madrid. Los de Simeone llegaron al minuto 92 con el título en el bolsillo, pero un gol de Sergio Ramos en la última jugada del encuentro forzó la prórroga y alimentó el mote de Pupas de los rojiblancos.

Pero la explosión definitiva llegó a partir de enero de 2016. Zinedine Zidane fue nombrado entrenador del Real Madrid. El técnico francés hizo que los blancos ganasen tres títulos de manera consecutiva. Acompañado de jugadores como Cristiano, Benzema, Bale, Sergio Ramos, Pepe, Varane, Keylor, Kroos, Modric, Casemiro… Una máquina perfectamente engrasada desde el primer momento. Superaron al Atlético de Madrid (de nuevo en 2016 y esta vez en la tanda de penaltis), Juventus (en Cardiff en 2017, en el que quizá sea su mejor partido de este último lustro) y el Liverpool (en Kiev), en un día que debería pasar a los libros de historia de fútbol por el juego mostrado, y que acabó como el rosario de la Aurora: las salidas dichas en el mismo césped de Cristiano y Bale (el primero sí logró lo que quería: salir del club blanco). Días después era Zidane quien salía del club blanco. Tres años después, el Madrid puede volver a jugar una final de Champions… Antes hay que eliminar al Chelsea… y en Stamford Bridge.