SEGUNDA DIVISIÓN

El once de la jornada 37 de LaLiga SmartBank

Destacaron Sadiq (Almería) y De Tomás (Espanyol), con sendos dobletes. Cristian Álvarez (Zaragoza), marcó en la última jugada del partido.

Los jugadores del Espanyol festejan uno de sus tantos.

La trigesimoséptima jornada de LaLiga SmartBank tuvo once protagonistas que a continuación detallamos. Destacaron Sadiq (Almería) y De Tomás (Espanyol), con sendos dobletes. Cristian Álvarez (Zaragoza), marcó en la última jugada del partido. Ciss (Fuenlabrada) marcó un golazo desde el medio del campo. Puado (Espanyol) continuó con su semana fantástica y en esta ocasión marcó un gol y dio dos asistencias.

Portero

Cristian Álvarez (Zaragoza)

Cristian Álvarez aparece esta semana en el once en la demarcación de portero única y exclusivamente porque es la posición que ocupa en el campo, pero bien podría estar en la delantera. El guardameta argentino fue el salvador del Zaragoza, con un gol con la cabeza en el minuto 97, que sirve para sumar un valioso punto.

Defensas

Venancio (Lugo)

Venancio permitió soñar a un Lugo necesitado, gracias a un tanto en el minuto 81, antes de que Cristian Álvarez truncara sus sueños. El defensa portugués anotó su segundo gol de la temporada, a la salida de un córner y con un fuerte disparo con la pierna derecha. El empate final mantiene al Lugo en la zona de descenso.

Franquesa (Girona)

El lateral del Girona mantiene a los catalanes en la sexta posición después de su golazo contra el Tenerife. En su tanto, recogió un rechace dentro del área y golpeó la pelota con rabia para acabar anotando por la mismísima escuadra. Imparable su disparo. Con esta diana, ya suma tres en lo que va de temporada.

Grippo (Oviedo)

Grippo estrenó su cuenta goleadora ante el Almería... ¡Y de qué manera! Chilena perfecta que te la firmaría cualquier delantero con gol. Su tanto fue clave, ya que supuso el empate final para los de Ziganda. Makaridze no pudo hacer nada para evitar el que sin duda es, es uno de los tantos de la jornada.

Laure (Alcorcón)

El Alcorcón salió del descenso gracias a su victoria ante un rival por la permanencia como es el Albacete. En el partido brilló con luz propia Laure, con un centro perfecto y medido hacia la cabeza de Xisco, para que este marcara el único tanto del partido. En defensa, el capitán del Alcorcón estuvo perfecto, con cuatro de seis duelos ganados.

Centrocampistas

Pathe Ciss (Fuenlabrada)

Y decimos que el de Grippo fue uno de los goles de la jornada porque el auténtico golazo llegó en el Fernando Torres. Pathe Ciss, su autor. El senegalés robó un balón en la medular y no se lo pensó dos veces para golpearla desde su propio campo. La pelota describió una parábola perfecta y acabó dentro de la portería.

Puado (Espanyol)

Si la jornada pasada Puado fue decisivo con un hat-trick en 23 minutos ante Las Palmas, en esta ocasión entra en este once tras participar en todos los goles del Espanyol contra el Málaga. El catalán marcó uno y dio los dos restantes para los de Vicente Moreno, que ya son virtualmente equipo de Primera.

Adri Cuevas (Sabadell)

Adri Cuevas vuelve al once de la jornada, tras anotar un gol fundamental para el Sabadell. El equipo catalán sale de los puestos de descenso después de su victoria ante todo un Rayo Vallecano, que lucha por el ascenso a Primera. Su gol, un zurdazo desde fuera del área que botó antes de entrar en la portería de Dimitrievski.

Delanteros

Sadiq (Almería)

Nuevo recital de Sadiq, para aparecer en el once de la jornada por enésima vez. Doblete ante el Oviedo que sirvió para sumar un punto, a pesar de que sus dos tantos pusieran el 2-0 momentáneo. Su primer gol llegó de penalti, y en el segundo, la cruzó desde dentro del área con un sutil disparo. Lleva 18 goles.

De Tomás (Espanyol)

No se cansa de aparecer en el once de la jornada. De Tomás vuelve a estar presente tras un nuevo doblete ante el Málaga. El delantero madrileño lleva ya 22 goles y está a sólo dos tantos de igualar la cifra que consiguió durante su mejor temporada como profesional (2017-18, Rayo Vallecano).

Addón (Mallorca)

Llevaba unas cuantas jornadas sin ver puerta el ariete del Mallorca y ante el Mirandés de desquitó con un buen gol: recogió un rechace dentro del área, se dio la vuelta y cruzó el balón. Su tanto puso el 1-0 momentáneo en el marcador. Antes pudo haber estrenado su cuenta, pero el disparo se marchó por encima del larguero.