REAL SOCIEDAD

Imanol, a culminar su obra maestra

El técnico oriotarra, después de hacer campeón de Copa a la Real Sociedad, quiere poner el broche a una Liga en la que solo ha estado fuera de Europa en dos jornadas.

Imanol, a culminar su obra maestra
Javier Navarro DIARIO AS

Imanol Alguacil tiene cuatro jornadas por delante para culminar la que se podría denominar su hasta ahora obra maestra. Puede sonar ampuloso y exagerado, pero realmente hay que poner en valor lo que está haciendo esta Real Sociedad en la presente temporada. Porque salvo en la época dorada del bicampeonato liguero y los dos exitosos años de Toshack, no es nada habitual en el club donostiarra que en una misma campaña se convierta en campeón de Copa del Rey, se dé la cara en la competición europea pasando la fase de grupos y se termine peleando por volverse a clasificar para repetir en Europa la siguiente temporada. Es más, a día de hoy los donostiarras merecen esa clasificación europea por su trayectoria liguera, porque solamente en dos de las 34 jornadas que se han disputado, han estado fuera de los puestos europeos. Y en la actualidad, ocupando la quinta posición, dependen de sí mismos en esta recta final.

Esta Real Sociedad está completando una temporada más que meritoria, con la exigencia de tener que combinar su lucha por volver a estar en Europa con otras cuatro competiciones, con la exigencia que conlleva. Porque a su presencia en la Europa League, en un grupo muy exigente y complicado, hay que añadir su participación en la Supercopa de España, en la que se quedó fuera de la final en la tanda de penaltis contra el Barcelona después de un partido muy duro con prórroga incluida; la Copa del Rey de esta temporada, de la que también fue eliminada en la prórroga contra el Betis; y la final del torneo del KO de la temporada anterior, en la que ha tenido que estar pensando durante todo un año con el estrés que ello conlleva. A pesar de todo eso, Imanol puede conseguir la mejor clasificación de la Real en Liga en una campaña con participación europea. Hasta ahora, la mejor participación coincidiendo con Europa se logró con Arrasate en la temporada 2013-14. La Real jugó en esa campaña en la Champions League y terminó en séptima posición, lo que le valió para disputar la previa de la Europa League, en la que cayó eliminado en una dolorosa eliminatoria en Rusia contra el Krasnodar.

No es una ley escrita, pero sí algo bastante habitual que los equipos como la Real sufran en liga cuando juegan en Europa. Ya le pasó con Denoueix cuando jugó en la fase de grupos de la Champions por primera vez. Hizo un gran papel en la máxima competición continental, pero luego en liga llegó a pasar tantos apuros clasificatorios que necesitó de un arreón final para conseguir salvarse sin apuros en la decimoquinta posición. No sería el primer caso de un equipo que acaba pagando en la liga el peaje de jugar en Europa. Le pasó al Espanyol la pasada temporada, sin ir más lejos; y también lo sufrió el súper Celta de Vigo que jugó la Champions por última vez. Son solo dos casos.

Así que hay que poner en valor el trabajo que está haciendo Imanol al frente de su Real, aunque ello cierto es que está llegando muy justa de fuerzas al tramo decisivo de la temporada. La sensación es que el equipo realista está pagando el gran esfuerzo que lleva realizando a lo largo de toda la temporada. Le falta frescura a la hora de practicar el juego dinámico y atractivo que le ha caracterizado durante tramos importantes del año. Aunque sí es verdad que está sabiendo sufrir para agarrarse a los partidos y sacar los resultados que necesita para volver a Europa. Está a solo tres puntos de igualar la marca de puntos de la temporada pasada que le hizo ser sexto. Saca dos puntos al sexto y uno al quinto. Es decir, depende de sí mismo para hacer historia, porque nunca antes la Real se ha clasificado dos veces de forma consecutiva para jugar en competición europea. El objetivo es, sin duda, la Europa League. Aunque la Conference League está a punto de asegurarse. Lograrlo sería algo así como cerrar la obra maestra de Imanol: un título + Europa. ¿Alguien da más en la Real?