FÚTBOL INTERNACIONAL

Atkinson falleció después de recibir patadas en la cabeza y una descarga letal

Esas conclusiones se han escuchado en el juicio sobre la muerte en 2016 del exjugador de la Real Sociedad. Atkinson fue agredido con una pistola eléctrica durante 33 segundos, seis veces más de lo permitido.

Atkinson falleció después de recibir patadas en la cabeza y
una descarga letal
Ben Radford DIARIO AS

El exfutbolista del Aston Villa y de la Real Sociedad Dalian Atkinson murió después de recibir tres disparos con táser y, al menos, dos patadas en la cabeza por parte de un oficial de policía "enfadado", según se ha podido escuchar en el juicio por su asesinato.

Desde este martes, el jurado del Tribunal Penal de Birmingham juzga el caso del agente de policía de West Mercia Benjamin Monk, de 42 años, que niega el asesinato y el homicidio involuntario del exfutbolista de 48 años.

Monk fue acusado después de una investigación de tres años sobre la muerte de Atkinson en 2016 en Telford (Inglaterra). La fiscal Alexandra Healy alegó que el exfutbolista fue atacado con una pistola eléctrica durante 33 segundos, más de seis veces más tiempo que los cinco segundos convenidos.

La fiscal explicó este martes que Atkinson, quien tenía serios problemas de salud, incluida insuficiencia renal en etapa terminal, se acercó a los oficiales después de que fueran llamados por un disturbio en Meadow Close, Telford, alrededor de la 1:30 horas.

Al describir los hechos, Healy aseguró que el tercer disparo de la pistola táser en poder de Monk fue "completamente efectivo" y causó la incapacitación neuromuscular de Atkinson, que se desplomó sobre la carretera.

La compañera de servicio de Monk, Mary Ellen Bettley-Smith, de 31 años, también enfrenta un juicio acusada de agresión; se declaró inocente de un cargo en el que se alega que agredió a Atkinson provocando daños corporales antes de su muerte el 15 de agosto de 2016.

Atkinson, que recientemente había sufrido "una serie de problemas de salud graves", fue jugador del Aston Villa, el Ipswich Town, el Fenerbahce o el Manchester City, entre otros. Además, en la temporada 1990-91 se convirtió en el primer futbolista de raza negra en jugar en la Real Sociedad, donde anotó 12 goles en 30 partidos antes de fichar por el Aston Villa, club en el que triunfó entre 1991 y 1995.