CHAMPIONS LEAGUE

Los graduados del PSG buscan el futuro lejos de París

Los parisinos están destacando como importante centro de formación, pero no colocan ningún canterano como estrella. Le Parisien avanza los descartes.

Los graduados del PSG buscan el futuro lejos de París
Alexander Scheuber Getty Images

Crecer en París para acabar saliendo. Desde la llegada de la propiedad qatarí al Paris Saint-Germain, este ha formado una academia de lo más notable. El fútbol francés, que se ha convertido en el vivero principal de Europa en la actualidad, vive un excelente momento a nivel formativo y el PSG no se queda atrás. ¿El problema? Casi ninguno de los talentos que cría llegan a asentarse en el primer equipo. Además, no de todos llega a sacar rendimiento económico.

Este martes, Le Parisien desveló la lista de 'descartes' de la academia del conjunto capitalino. Varios jugadores aún no tienen destino, pero no son pocos los jóvenes que ya han firmado con equipos donde ven las oportunidades más claras como es el caso de Mbuyi-Muamba, que se marchará a Alemania. También Soumalia Coulibaly, que ya ha fichado por el Dortmund. Que se vayan dos canteranos no debería preocupar al semifinalista, pero, el problema, es que tener que dar el salto a profesional y firmar el primer contrato lejos de París se está convirtiendo en tendencia.

El caso más doloroso es, sin duda, el de Kinglsey Coman. Él si llegó al primer equipo, pero se marchó libre a la Juventus. De Turín pasó al Bayern y de ahí arrebató la Champions a la que fue su escuela de 2004 a 2013. Sin dejar un euro aunque después de múltiples años de servicio también se fue Adrien Rabiot y su camino lo han seguido aún sin explotar todo su talento tanto Adil Aouchiche, que fichó por el Saint-Éttiene, como Tanguy Nianzou, prometedor central de apenas 19 años que se marchó sin dejar nada en caja al Bayern.

Entre los talentos que si vendieron y ahora han repuntado cabe destacar a Ikoné, canterano de 2010 a 2016 que ahora les disputa la Ligue 1 con el Lille, o a Nkunku, que vendieron por 13 al RB Leizpig y ya vale 40 millones de euros. Mismo caso para Diaby, cuyas cifras en el Leverkusen (10 goles, 15 asistencias) hacen que su valor suba bastante sobre los 15 millones pagados en su día.

Con más o menos rendimiento económico, los jóvenes ven París como una buena plaza para ser perla pero difícil para confirmarse como estrella. No es tan fácil brillar en la ciudad de la luz.