ITALIA

El fichaje más caro en la historia del Nápoles ve la luz

El delantero nigeriano Victor Osimhen, que llegó el pasado verano desde el Lille por 50 millones de euros (más 10 en variables y cuatro jugadores), se encuentra de dulce: cinco goles en los últimos siete partidos.

Con el Inter ya coronado oficialmente como campeón del Scudetto 2020-21, son varios los billetes que faltan por repartir. Sin ir más lejos, los otros tres que otorgan la participación en la próxima edición de la Champions League. Y es que la cosa está más apretada que nunca en las últimas cuatro jornadas de Serie A: 2ª Atalanta, 69 puntos; 3ª Juventus, 69 puntos; 4º Milan, 69 puntos; 5º Nápoles, 67 puntos; 6ª Lazio, 64 puntos* (un partido menos).

Por tanto, cualquier detalle se antoja como crucial de cara a esta recta final. Precisamente, el Nápoles puede ver sus esperanzas alimentadas después de comprobar cómo Victor Osimhen se encuentra en su mejor momento desde que llegara al equipo partenopeo. El nigeriano ha marcado cinco goles en sus últimos siete partidos. Y ya era hora, ya que el pasado verano pasó a ser el fichaje más caro en la historia del club: 50 millones (y otros 10 en variables) más cuatro jugadores fue el traspaso que pagaron al Lille. Un precio que, hasta ahora, no ha llegado a rentabilizar.

Cierto es que las lesiones le han lastrado. Primero la que sufrió a principios de curso, la cual le tuvo alejado de los terrenos de juego cerca de dos meses. Luego, por si fuera poco, en sus vacaciones de Navidad se marchó a Nigeria. Allí fue la imagen de la polémica, después de que se le viese en un vídeo, rodeado de gente, tirando billetes. ¿Qué pasó? En su regreso a Nápoles dio positivo en COVID-19. Un hecho por el que no tardó en arrepentirse. “Siento lo que ha ocurrido. Me equivoqué yendo a Nigeria en este momento, aunque ahí tenga muchos seres queridos. Me equivoqué participando en la fiesta sorpresa, no entendí la gravedad de lo que estaba haciendo. Le pido perdón al club, al míster y los hinchas”.

Ahora, Osimhen puede ser una baza decisiva para el Nápoles de Gennaro Gattuso. A priori, el empate encajado en el minuto 94 contra el Cagliari les deja como los más "tocados" para conseguir su clasificación a la Champions League. Sin embargo, el momento efervescente del nigeriano, junto al gran curso que está cuajando Lorenzo Insigne (17 goles y 10 asistencias), aúpa los motivos para soñar de los napolitanos. En estas últimas cuatro jornadas, tendrán que medirse a Spezia, Udinese, Fiorentina y Hellas Verona. Un calendario asequible para aglutinar puntos con los que luchar hasta el final en su regreso a la máxima competición continental tras una temporada de ausencia.