CEST

CÁDIZ CF B 0 – REAL MURCIA 1

Un triunfo ‘casi’ estéril

El conjunto grana evita el descenso una jornada más, pero la semana próxima será oficial salvo tres ‘milagros’, uno de ellos golear al Tamaraceite.

0
Un triunfo ‘casi’ estéril
ALVARO RIVERO DIARIO AS

El Real Murcia cumplió con su objetivo en Cádiz, la victoria para no caer a Segunda RFEF y mantener un hilo de esperanza para estar la próxima temporada en Primera RFEF. Pero de poco le servirá el triunfo cosechado en tierras andaluzas, pues el empate del Sevilla Atlético en Tamaraceite deja prácticamente sin opciones a los pupilos de José Luis Loreto y con los dos pies en la futura cuarta categoría de nuestro fútbol.

A falta de una jornada, el cuadro capitalino es cuarto con 32 puntos, tres menos que el filial sevillista y uno por debajo de los canarios. Además, si el Córdoba puntúa frente al RB Linense, ya clasificada, también se situará por encima de los granas. Por tanto, para no caer a Segunda RFEF, los de Nueva Condomina necesitan vencer en la última jornada a la UD Tamaraceite y la derrota del Sevilla Atlético frente a la RB Linense con unos resultados que hagan que la diferencia de más siete a favor del filial hispalense caiga del lado murcianista. Todo esto, a expensas de lo que haga hoy el Córdoba CF.

En cuanto al partido, el Real Murcia tuvo en el primer tiempo más de lo que mereció. Y es que el conjunto grana demostró en este periodo todos los males de los que ha venido hablando Loreto desde que se hizo cargo del cuadro de Nueva Condomina. A los diez minutos, Verza ‘asistió’ al delantero rival, que se presentó ante Champagne. Nieto, ante el meta argentino, hizo lo más difícil. La envió fuera. La fortuna sonrío a los visitantes y no fue la última vez.

Con el Cádiz CF B mandando, penalti a favor de los pimentoneros. Iván Pérez se internó dentro del área y Espínola lo desequilibró. Toril no desaprovechó el regalo para hacer el 0-1. La ventaja no mejoró al Real Murcia, que se veía superado por el adversario. Los amarillos pudieron hacer el empate en varias ocasiones, pero no fue su día: Carrasco disparó flojo a las manos de Champagne en una excelente posición; Vázquez, en las inmediaciones del área pequeña se excedió en recortes y acabó en suelo; la última, un centro que despejó Muñoz cuando Nieto esperaba para empujar al fondo de la portería.

El equipo dirigido por el ex meta grana Cifuentes perdonó arriba e hizo regalos en su área. El segundo, otro penalti justo antes de ir a vestuarios. Verza, por segunda vez en esta fase, lo erró. Por suerte, no tuvo repercusión en el resultado.

Tras el descanso, la dinámica cambió. Tanto que el Real Murcia pudo lograr una victoria mucho más abultada. Lo hubiese conseguido de no ser por Flere, portero local. En apenas un minuto evitó el tanto de Carrillo y el de Toril, este último después de un testarazo casi en el área pequeña. Más tarde, ya con los amarillos con uno menos por la absurda expulsión de Lautaro, Yeray chutó desde la frontal y el cancerbero repelió el intento del canario. Lo volvió a intentar Toril, que se topó también con Flere.

Aunque en los últimos instantes Segura vio la roja y se igualó la contienda, el Real Murcia no pasó apuros para lograr la victoria.