MERCADO

El declive de Mourinho apunta a territorio inexplorado

El Celtic escocés se ha dirigido a él, mientras se asocia también a equipos como la Roma y el Valencia. Su etiqueta de Special One se apaga.

0

El despido de Mourinho, uno más en la Premier, apunta a un ocaso de la etiqueta del Special One. El técnico portugués ha cerrado en el Tottenham su tercera estancia en uno de los Big Six de la Premier y, ahora mismo, parece muy complicado que alguno de los otros tres confíe en él. Mou no ha cumplido con las expectativas en el club londinense apartadísimo de la lucha por la Premier e intentando acercarse al cuarto puesto para acceder a la próxima Champions. El despido del United y este último del Tottenham ha provocado en Inglaterra una pérdida de su halo, más enfrascado en batallas dialécticas y en enganchadas que en exhibir sus dotes de mariscal de campo. Ese es el sentir entre los especialistas de la Premier y las últimas noticias apuntan a que podría explorar territorio desconocido.

El primer club en interesarse por él, según apunta el escocés Daily Record, ha sido el Celtic, que después de la salida de Lennon, tiene a Kennedy como técnico interino, pero se busca una figura de prestigio para reconducir al grande escocés, que ha perdido la liga después de nueve títulos consecutivos. Sería más que interesante ver a Mourinho peleando contra el Rangers de Gerrard. Sería el mayor acicate para un técnico que aceptaría algo a lo que no está acostumbrado: dar un paso atrás y encontrar acomodo en una liga menor o en un club alejado de la lucha por los títulos más importantes a nivel nacional o internacional. Algo parecido sería sentarse en el banquillo en los otros equipos a los que el medio escocés le asocia. Tiago Pinto, se apunta, le tendría entre sus opciones para sustituir a un Fonseca en entredicho entre la plantilla y el propio club. El cambio de estilo en el banquillo sería notable. Además, el Record apunta el nombre del Valencia, un equipo deprimido desde la llegada de la nueva propiedad, pero cuya vinculación con Jorge Mendes allanaría el camino.

El orgullo de Mourinho es de sobra conocido y es difícil imaginarle en otro sitio que no sea un primer espada, pero en la Premier su crédito ha caído. En Italia mantiene el haber convertido al Inter en campeón de Europa, pero el alirón de Conte le asegura en el cargo. La Juventus es un club con muchas dudas, pero Mourinho no está saliendo en las quinielas si se prescinde de Pirlo. El Milan es un grande que ha recuperado terreno, pero ha sido de la mano de Pioli. Por debajo quedan equipos con menor calado, podría parecerle poco a Mou. Su siguiente paso, si fuera inmediato, no apunta a un grande, salvo mayúscula sorpresa.