SUPERLIGA EUROPEA

El Atleti aceptó la Superliga al suponer que si decía no le darían plaza a otro club español

El club rojiblanco recibió la invitación el jueves y cree que hubiera sido una irresponsabilidad hacia su masa social haber dicho que no aceptaba.

Rakitic y Saúl, durante el Sevilla-Atlético.
ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético recibió el pasado jueves la invitación para sumarse a la Superliga Europea y el club entendió que no podía dejar escapar la oportunidad de estar en el mismo lugar que los clubes más grandes del fútbol europeo. El Atlético recibió el ofrecimiento de participar en el nuevo proyecto y no dudó. España estará representado por tres clubes: los dos más grandes, Real Madrid y Barcelona, y el Atlético. Los mandatarios de la Superliga consideran que la entidad madrileña es la tercera más representativa de nuestro fútbol y el Consejo de Administración rojiblanco cree que habría sido una irresponsabilidad haber dicho no al ofrecimiento. El Atlético supuso que de haber rechazado la propuesta, por la magnitud del mercado español le hubieran dado su plaza a otro equipo de LaLiga.

En la entidad del Wanda Metropolitano consideran impensable que exista una opción de que el fútbol europeo pueda cambiar sin el Atlético como protagonista. El Atlético dijo sí por responsabilidad hacia su masa social y porque el club tiene que estar posicionado junto a los grandes del continente.

Diálogo entre todas las partes

Por eso, desde el Atlético transmiten, como así manifestó en su comunicado, que lo ideal es que se llegue a un acuerdo entre todas las partes, aunque indican que algunas de las grandes competiciones europeas ya se juegan bajo los mismos parámetros en los que podría disputarse la Superliga: la Euroliga de baloncesto, sin ir más lejos. En el Wanda Metropolitano creen que las amenazas iniciales de la UEFA se irán rebajando y que el diálogo propiciará una solución entre las partes.

En el Atlético consideran que la UEFA, al filtrar el nuevo formato de Champions, dinamitó la opción de un entendimiento dialogado, pues eran habituales las reuniones entre los clubes europeos y la UEFA para abordar asuntos como los derechos de televisión, el nuevo formato de competición...