SUPERLIGA

Guerra en el fútbol: UEFA amenaza a los clubes que apoyan la Superliga

"Los clubes en cuestión no podrán jugar en ninguna otra competición a nivel nacional europeo o Mundial...", afirma tajante el organismo en un comunicado.

Guerra en el fútbol: UEFA amenaza a los clubes que apoyan la Superliga
DENIS BALIBOUSE REUTERS

La Superliga es una realidad. Doce clubes del fútbol europeo han desafíado a la UEFA con una competición rupturista y separatista de la Champions. La UEFA reaccionó con un contundente comunicado firmado junto con la English Football Association, la Premier League, la Federación española, LaLiga, la Federación italiana y la Lega Serie A. 

El organismo se ha manifestado con contundencia y deja claro que "los clubes en cuestión no podrán jugar en ninguna otra competición a nivel nacional, europeo o mundial, y sus jugadores podrían verse privados de la oportunidad de representar a sus selecciones nacionales". La misiva completa reza así:

"La UEFA, la Federación Inglesa de Fútbol y la Premier League, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y LaLiga, y la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) y la Lega Serie A han sido informadas de que algunos clubes ingleses, españoles e italianos pueden estar planeando anunciar la creación de la llamada Superliga. Si esto sucediera, queremos reiterar que nosotros –UEFA, FA inglesa, RFEF, FIGC, Premier League, LaLiga, Lega Serie A, y también FIFA y todas las asociaciones miembro- seguiremos unidas en nuestros esfuerzos para detener este cínico proyecto, un proyecto que se basa en el interés propio de unos pocos clubes en un momento en que la sociedad necesita la solidaridad más que nunca.

El fútbol se basa en las competiciones abiertas y de mérito deportivo. No puede ser de otra manera Como ya anunciaron la FIFA y las seis Federaciones, los clubes en cuestión no podrán jugar en ninguna otra competición a nivel nacional, europeo o mundial, y sus jugadores podrían verse privados de la oportunidad de representar a sus selecciones nacionales. Agradecemos a los clubes de otros países, especialmente a los clubes franceses y alemanes, que se han negado a apuntarse a esto. Hacemos un llamado a todos los amantes del fútbol, seguidores y políticos, a que se unan a nosotros en la lucha contra este proyecto si se anunciara. Este persistente interés propio de unos pocos ha estado ocurriendo durante demasiado tiempo. Ya es suficiente".

Bayern y PSG, fuera de la guerra

Como se desprende de este comunicado, el PSG y el Bayern no forman parte del proyecto. De este modo, según 'La Gazzetta dello Sport', en las oficinas de Nyon, la UEFA está preparando un juicio por valor de 50/60.000 millones de euros en contra de los clubes participantes, que son doce: Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Manchester United, Liverpool, Manchester City, Arsenal, Tottenham, Chelsea, Juve, Inter y Milan. Sea como fuere, la guerra está servida.

Comunicado de la FIFA

Ante varias solicitudes de los medios de comunicación y como ya se ha dicho en varias ocasiones, la FIFA desea aclarar que se mantiene firme a favor de la solidaridad en el fútbol y un modelo de redistribución equitativa que pueda ayudar a desarrollar el fútbol como deporte, especialmente a nivel mundial, desde el desarrollo de el fútbol mundial es la misión principal de la FIFA.

En nuestra opinión, y de acuerdo con nuestros estatutos, cualquier competición de fútbol, ya sea nacional, regional o mundial, siempre debe reflejar los principios básicos de solidaridad, inclusión, integridad y redistribución financiera equitativa. Además, los órganos rectores del fútbol deberían emplear todos los medios legales, deportivos y diplomáticos para garantizar que esto siga siendo así.

En este contexto, la FIFA solo puede expresar su desaprobación a una "liga separatista europea cerrada" fuera de las estructuras futbolísticas internacionales y sin respetar los principios antes mencionados.

La FIFA siempre defiende la unidad en el fútbol mundial y pide a todas las partes involucradas en acalorados debates que entablen un diálogo tranquilo, constructivo y equilibrado por el bien del juego y con un espíritu de solidaridad y juego limpio. La FIFA, por supuesto, hará todo lo que sea necesario para contribuir a un camino armonizado hacia los intereses generales del fútbol.