CHAMPIONS LEAGUE

Tuchel amenaza al Madrid

Ha echado a Guardiola de la FA Cup y en sus últimos diez partidos mejora las cifras del City. Zidane tiene un reto con este 'nuevo' Chelsea de cemento gracias a su enigmático técnico.

Tuchel amenaza al Madrid

El Madrid está a dos partidos de verse en la final de Estambul pero qué dos partidos le esperan. Este Chelsea que perdió el norte con una leyenda local lo ha encontrado con un enigmático técnico formado en Maguncia. Ni Timo Werner, Havertz, Ziyech ó Pulisic (la lista sigue...), Thomas Tuchel es el gran peligro de los Blues. Este pasado sábado fundió a Guardiola en las semifinales de la FA Cup, tiene al Chelsea en condiciones de ganar el trébol de cuatro títulos y ha convertido un equipo estelar pero perdido en otro pragmático y de cemento armado que tiene mejores cifras que el poderoso City en sus últimos diez partidos. A Zidane le espera antítesis de lo visto ante el Liverpool de Klopp, compatriota de Tuchel y en cierto modo su precursor...

La capacidad táctica y estratégica del entrenador alemán del Chelsea la resaltó The Guardian en la primera línea de la crónica de la semifinal copera. "Tuchel tendió la trampa y el City cayó directo en ella". Así se maneja el teutón. La capacidad de convertir su ataque en imprevisible es superior a la de Klopp y su Liverpool. Lo mismo jugó los cuartos de final con Havertz, Mount y Pulisic. Este sábado, en semifinales de la FA Cup y contra el City, cambio casi completo: Ziyech, Mount y Timo Werner. Ahí es nada.

"Mi Chelsea tiene que ser como una orquesta, tener ritmo, disciplina, velocidad y estilo"

Thomas Tuchel, el pasado 21 de febrero

En Inglaterra hubo quien miró de soslayo la llegada el pasado 26 de enero de Tuchel. No le fue muy bien en el complejo arte de manejar un vestuario de tantos quilates como el del PSG (sonados fueron sus desencuentros con Mbappé, que le hizo desplantes públicos) después de haberse graduado como the next big thing entre los entrenadores europeos con el Borussia Dortmund tras graduarse en el Mainz, como Klopp, por cierto. Esas reticencias fueron antes de ver a este Chelsea que se convierte en una barrera con alambre de espino para el Real Madrid en Europa.

Thomas Tuchel da instrucciones durante un encuentro de los Blues.

La Orquesta de Stamford Bridge

"Quiero que mi equipo juegue como una orquesta, con un cierto ritmo, con disciplina, velocidad y estilo". Ese término, el de la Orquesta Chelsea, ha calado entre la afición y medios del Reino Unido. Pero es una orquesta sin manierismos ni solistas. Sólo desafinaron en el 2-5 ante el West Bromwich y el 0-1 sufrido ante el Oporto, este con asterisco, porque jugaba con el viento a favor del 0-2 de la ida. El balance del Chelsea en sus últimos diez partidos es elocuente. Siete triunfos, un empate y dos derrotas. El del City de Pep ha sido, en ese tramo, de siete triunfos y tres derrotas. Si lo ampliamos a los 19 partidos del alemán, es el único en Inglaterra que se acerca al paso marcial que impusieron los citizens. Todo bajo la batuta de un entrenador enigmático que tiene a Inglaterra entera pendiente de él.

Porque este Chelsea es el segundo mejor equipo de la Premier con Tuchel, en las Antípodas de aquel Chelsea noveno que dejó Lampard. Otro reto para Zidane, acostumbrado este año a ganar las batallas a técnicos reputados, como Koeman, Simeone, Conte y Klopp. Tuchel, el modesto exfutbolista que trabajaba como camarero antes de ser entrenador, es su siguiente puzzle por descifrar.