FINAL COPA DEL REY | ATHLETIC-BARCELONA

Riqui Puig y Pjanic, descartados para la final

Koeman también decidió dejar fuera de la convocatoria a Junior Firpo y Matheus Fernandes. En cambio, el jovencísimo Ilaix Moriba sí que ha entrado, aunque estará en el banquillo.

Riqui Puig y Pjanic, descartados para la final
Angel Martinez Getty Images

Otro jarro de agua fría para Riqui Puig, que ha quedado fuera finalmente de la convocatoria para la final de Copa. Y es que Koeman, que se llevaba a un total de 26 jugadores a Sevilla, dos de ellos lesionados (Neto y Fati), tenía que descartar cuatro más, ya que en la Copa sólo se permite un máximo de veinte jugadores. Así pues, aparte de Riqui Puig, también han acabado fuera Miralem Pjanic, Junior Firpo y Matheus Fernandes.

El descarte de Riqui Puig ha causado cierto revuelo incluso en el vestuario, ya que pese a que no contar con la confianza de Koeman, que ya le invitó a buscarse un equipo a principio de temporada, sí que al menos ha ido contando con el de Matadepera para los últimos minutos, saliendo a veces a revolucionar el partido. En esta ocasión, el Barcelona se queda con este recurso, ya que no estará ni en el banquillo. De hecho, le ha pasado por delante el jovencísimo Ilaix Moriba, que pese a no tener ficha del primer equipo, está sumando muchos más minutos en este tramo de la temporada.

Otra sorpresa, en este casa más ‘relativa’, es la baja de Pjanic. El centrocampista bosnio ha desparecido totalmente de escena en los últimos meses, coincidiendo con la buena racha de resultados, con el cambio de sistema y con el buen momento de Sergio Busquets. No hay duda que su fichaje se puede considerar un fracaso absoluto y aún más si tenemos en cuenta que se trató de un simple recurso financiero para evitar acabar el año con pérdidas, haciendo un trueque con la Juventus por Arthur Melo.

Los otros dos descartes de Koeman eran ya esperados: la participación de Junior Firpo esta temporada está siendo testimonial, si bien es cierto que cuando ha aparecido no ha hecho malos partidos, pero el incombustible Jordi Alba parece una pieza demasiado difícil de alcanzar, mientras que en el caso de Matheus Fernandes, su paso por el club se puede considerar como una anécdota, al haber jugado únicamente 17 minutos esta temporada.