REAL MADRID

Drama en la defensa

Carvajal, Varane, Ramos y Nacho son baja contra el Getafe. Tampoco están Casemiro ni Lucas Vázquez. Mendy puede ser central...

Madrid

Zidane tiene un rompecabezas para jugar contra el Getafe en el Coliseum (domingo, 21:00 horas), porque la defensa del Madrid está totalmente en cuadro. Hasta cuatro bajas tiene el francés: Carvajal, Ramos, Varane y Nacho. El primero apura su recuperación, el capitán tiene doble motivo de baja (lesión muscular y coronavirus), el francés todavía sigue aislado por COVID y Nacho está sancionado. A estas ausencias hay que sumarles las de Lucas Vázquez (al que ha usado de lateral casi toda la temporada) y la de Casemiro (baja por acumulación de tarjetas), el central de emergencia.

Por tanto, el técnico sólo tiene a cuatro defensas puros del primer equipo: Odriozola, Militao, Mendy y Marcelo. De los cuatro, dos son laterales izquierdos, otro es el jugador de campo menos usado por Zidane (Odriozola) y el único que es teórico titular (Mendy) debe jugar, probablemente, fuera de su posición (iría como central para que Marcelo ocupe el lateral). Un drama. La otra opción que tiene el técnico es contar con Víctor Chust, el capitán del Castilla, en el centro de la defensa junto a Militao (ya fue titular ante el Alcoyano en Copa del Rey). 

A pesar de todo Zidane es optimista por la moral alta en la que llega el equipo tras eliminar al Liverpool y ganar al Barcelona. Lo ha hecho plagado de bajas y con futbolistas como Militao que han dado un paso al frente cuando más se les necesitaba. Ahora, el entrenador espera que otros como Odriozola o Marcelo se sumen a esa buena dinámica porque en esta recta final debe utilizar a toda la plantilla si quiere llegar al final de curso con opciones de ganar Liga y Champions.

En el centro del campo, Zizou también debe incluir novedades por la baja de Casemiro. Lo positivo es que Fede Valverde se ejercitó con normalidad y llega a tiempo. La solución que planea el técnico es incluir cuatro centrocampistas, con Kroos y Modric en la sala de máquinas y Valverde e Isco tirados a las bandas.

Arriba, Benzema es innegociable y en caso de que cambie al 4-4-2 la otra plaza se la disputarían entre Asensio y Vinicius, que han sido titulares habituales en esta buena racha de resultados y llegan en muy buena forma.