REAL MADRID

Éder Militao desacelera la operación central del verano

Las grandes actuaciones del brasileño convencen al club, que lo ve de blanco el año que viene. Si bien no se descartan fichajes, el brasileño facilita la planificación.

El Real Madrid tiene en Militao (23 años) a un diamante al que dar forma y convertir en un central de élite para los próximos años. Así lo ven desde dentro del club, y se han convencido con las últimas actuaciones del brasileño contra Liverpool y FC Barcelona. Su exuberancia física se ha mezclado con una capacidad táctica y una facilidad para el robo superlativa. Si bien tiene que mejorar algunos aspectos, especialmente con el balón en los pies, la sensación que deja tras esta semana es que puede hacer una carrera larga de blanco.

En el último Clásico fue de los mejores. Recuperó cinco balones, despejó seis y no lo perdió ni una sola vez. Ganó dos duelos y cortó una jugada aérea. Con la suma de minutos, su rendimiento ha ido in crescendo. Esto también lo valora mucho Zidane y el cuerpo técnico: a pesar de no haber contado con muchas oportunidades, las ha aprovechado y está siendo fundamental en el momento más importante de la temporada.

Si bien el Madrid sigue teniendo en la cabeza reforzar la defensa, el nivel que está mostrando Militao ayuda a planificar la próxima temporada. Se viene un verano con curvas en la defensa, con posibles salidas importantes como Ramos, que sigue sin renovar, o Varane. Las negociaciones con Alaba están curso y el austriaco apunta a jugar en el Bernabéu la temporada que viene, pero se trata de un fichaje complementario porque llegaría libre y porque puede adaptarse a diferentes posiciones. Militao, en todo caso, podría frenar la llegada de un gran central como Koundé o Pau Torres, también en la agenda, si el precio de cualquiera de los dos se dispara. La prioridad del Madrid sigue estando en ataque y, teniendo en cuenta el gran momento de Militao y Nacho, no se cometerán locuras en las incorporaciones.

Militao desacelera la operación central del verano

Lo que parece haber frenado en seco es la posibilidad de que el brasileño salga este verano. En el club cuentan con él viendo de lo que es capaz. También Zidane, que confía mucho en sus posibilidades. Actualmente, sólo existe una opción de que salga, y es que el propio Militao lo pida y que llegue una oferta irrechazable. Dos condiciones que, hoy por hoy, no parece que vayan a cumplirse. La apuesta por él fue muy importante (50 millones en 2019) y en el Madrid siguen creyendo que fue un acierto. El brasileño lo está demostrando.