CHAMPIONS LEAGUE

Tijeretazo al Balón de Oro

La eliminatoria entre PSG y Bayern marca el rumbo para elegir al mejor jugador del mundo. Lewandowski queda casi sin opciones; Neymar y Mbappé ganan enteros.

0

La colosal eliminatoria entre PSG y Bayern no sólo marcó el camino de unos y otros en la competición, sino también el de sus estrellas en la carrera hacia el Balón de Oro. La eliminación del Bayern, actual campeón, a manos de los parisinos, subcampeones y alternativa muy seria a sucederles, mengua mucho las opciones de cualquier jugador del conjunto bávaro y sin embargo dispara las de los principales futbolistas del PSG. Se puede reducir todo ello a tres nombres: Robert Lewandowski, Kylian Mbappé y Neymar.

La nota desagradable de la eliminatoria está en el delantero polaco del Bayern. Una lesión le dejó fuera de combate para el doble duelo ante los parisinos y tal desgracia resultó siendo decisiva para que su equipo cayera eliminado. Hay que recordar que Lewandowski mereció de largo el Balón de Oro el pasado curso, pero la anulación del trofeo a consecuencia de la pandemia le perjudicó claramente. Este año las cosas no van tan bien. El Bayern está fuera de la Champions y de la Pokal. Aunque alcance la Bundesliga, que parece obvio, será poco bagaje, más aún teniendo en cuenta que Polonia tiene pocas opciones de hacer algo importante en la Eurocopa

La otra cara de la moneda

En cambio, las sonrisas de los jugadores del PSG tras meterse en semifinales tienen a Neymar y Mbappé como principales favorecidos en clave Balón de Oro. Tanto el brasileño como el francés han brillado en la eliminatoria. Neymar dio un espectáculo en París y Mbappé hizo lo propio en Múnich. Pasar esta ronda era clave para seguir contando con opciones de ser consagrados como el mejor jugador del mundo. El PSG está peleando aún por tres títulos, incluida la Champions, lo que deja en una gran posición a ambos. Además, pueden redondear el año en la Eurocopa y la Copa América, en las que tienen opciones de ser campeones con Francia y Brasil.

Lo que está claro es que los grandes dominadores de estos últimos años no se ven con suficientes posibilidades de ganar el Balón de Oro este año. Messi aún aspira al doblete en España que le daría alguna opción, sobre todo si lo adereza con un título en la Copa América con Argentina; más complicado lo tiene Cristiano. Apenas tiene opciones en la Serie A y, aunque es finalista de la Coppa, el rendimiento a nivel de clubes ha sido pobre. Quizá su baza sea ganar la Eurocopa de nuevo con Portugal y alcanzar el récord goleador a nivel de selecciones que ahora mismo tiene a seis goles.

Las alternativas

Detrás del pelotón de favoritos, comandado por Mbappé y Neymar, aparecen otros meritorios que pueden aprovechar su gran año para conquistar el galardón. Karim Benzema es uno de ellos, especialmente si el Madrid logra ser campeón de Champions y Liga. En el Manchester City puede haber alguna otra opción como De Bruyne, que puede ganar Premier, Champions y Eurocopa todavía. Más difícil es encontrar a candidatos en el Chelsea, pese a su gran temporada europea.