REAL MADRID-BARCELONA

Se perdieron casi diez minutos y Gil Manzano añadió cuatro

Gol ha medido el tiempo que el balón no estuvo en juego debido a cambios, la avería de la comunicación del árbitro y las protestas y no se acerca a lo que añadió el colegiado.

Junto a la acción de Braithwaite con Mendy en la que se pidió penalti, las mayores quejas del Barcelona contra Gil Manzano se refieren al tiempo añadido en la segunda parte. El colegiado alargó el partido cuatro minutos, que parecieron muy pocos por todo lo sucedido en la segunda parte y el Barcelona mostró su malestar. Koeman y Piqué fueron los más vehementes. El central, incluso, llegó a dirigirse a Gil Manzano en una conversación captada por las cámaras en la que llegó a acalorarse: "Es acojonante, en serio te lo digo".

Gil Manzano añadió cuatro minutos y Gol ha medido todo el tiempo que durante la accidentada segunda parte del Clásico. El canal ha desvelado que entre cambios, la avería del sistema de comunicación que llevaba Gil Manzano en el hombro y las protestas se llegaron a perder nueve minutos y 50 segundos. Muy lejos de los cuatro que añadió o de los cinco que los especialistas estimaban. Gol ha hecho un desglose que empieza con el minuto y 12 segundos que el balón está parado después del gol del Barcelona y la sustitución de Asensio. Después, en el 63', Sergi Roberto entra por Busquets y se pierden 57 segundos. En el 70' hay cambios de ambos equipos, hasta cuatro jugadores entran para una pérdida de tiempo total de un minuto y 20 segundos.

A dies minutos del tiempo reglamentario entran Braithwaite y Trincao para otros 50 segundos de juego parado, pero antes había venido la avería del sistema de comunicación de Gil Manzano. El árbitro tuvo el juego detenido durante dos minutos y ocho segundos para que le solventaran ese problema, de hecho, fue el detalle al que más se agarró Koeman para protestar por el tiempo añadido. Pero no terminó ahí. Gol añade también un minuto y 34 segundos por protestas en general y un minuto y 49 segundos por las del Barcelona posteriores a la acción entre Mendy y Braithwaite. Piqué esperó a Gil Manzano para protestar porque consideró insuficiente que alargara cuatro minutos el partido y, según Gol, se llegaron a perder hasta nueve minutos y 50 segundos.