ATHLETIC

Williams, cinco años sin perderse un partido de Liga

El último que no jugó data del 17 de abril de 2016. El delantero rojiblanco lleva 187 seguidos y si nada se tuerce el miércoles 21 empatará con Arconada (188). Ya sólo le quedará Larrañaga (202)

Williams, cinco años sin perderse un partido de Liga

Williams descansó ante el Málaga en la jornada 33 de la temporada 2015-16. Nos situamos en el 17 de abril de 2016. No era el único. También lo hicieron Aduriz, Merino y Laporte. Venían de un duro palo tres días atrás, de la eliminación en cuartos de final de la Europa League ante el Sevilla, con el penalti fallado por Beñat, y en otros tres les visitaba el Atlético de Madrid. Seguro que Iñaki no tenía ni idea de que ahí comenzaba a entrar en la historia. Un paso hacia la posteridad que se va a prolongar cinco años. Porque eso es lo que acumulará el martes próximo sin perderse ni un partido de Liga, camino de un récord que a buen seguro perdurará muchísimo tiempo. Lo tiene entre ceja y ceja: batir la estratosférica marca de Larrañaga con la Real de 202 compromisos consecutivos en Liga. El delantero rojiblanco lleva 187 y si nada se tuerce el miércoles 21 ante el Betis empatará con Arconada (188), al que superará el 25 ante el Atlético. Ya solo le quedará la recta final, igualaría el ansiado techo en la séptima jornada de la próxima campaña.

"Está a tiro de piedra, espero seguir aportando al equipo. Parte es de la genética, los sacrificios, la suerte de que me han respetado las lesiones y todos los entrenadores que me han dado minutos este tiempo, a los que agradezco toda la confianza", ha explicado durante este tiempo. "Alcanzar el récord va a ser difícil, pero me haría mucha ilusión batirlo". En aquel primer partido en el que arranca la serie, el 20 de abril hace un lustro, ganado por el Atlético 0-1, con gol de Torres, entró Williams desde la suplencia en el minuto 59, por Muniain. El once titular estaba formado por Iraizoz, Bóveda, San José, Etxeita, Balenziaga, Beñat, Raúl García, De Marcos, Muniain, Susaeta y Viguera. De todos ellos solo siguen en el equipo Balenziaga, Raúl, que justó llegó esta temporada a Bilbao, De Marcos y Muniain. En el banquillo además de Iñaki reposaban Herrerín, Lekue, Elustondo, Iturraspe, Gurpegui y Rico.

Williams ha ido rebasando poco a poco a todos los más 'resistentes' en la Liga. El pasado 22 de diciembre, en Villarreal, llegó a los 172 partidos y superó a Di Stéfano (171), cuarto clasificado. Ante el Eibar hace dos jornadas encadenó su partido 185 y dejó atrás a Zubizarreta para ascender hasta el tercer peldaño del ránking. Ahora sólo tiene por delante a los citados Arconada (188) y Larrañaga (202). Todos son leyendas en España. En este tiempo, no obstante, ha sufrido muchos altos y bajos en cuanto a goles. Llegó a superar a Forlán y se convirtió en el primer jugador en la historia de LaLiga que anotaba 14 tantos seguidos fuera de casa sin haber anotado ninguno como local. Era una época en la que parecía negado con las porterías de San Mamés. en la actualidad pasa por un sonoro bache. La llegada de Marcelino y el 4-4-2 le reactivó, pero se ha estancado. Fue uno de los héroes de la Supercopa, pero lleva casi dos meses seco. Anotó en la goleada ante el Cádiz el 15 de febrero, 709 minutos. Mientras, Villalibre le ha superado por mucho en el índice goles/minuto.  

Por tanto, Williams ha jugado todos los partidos de Liga del Athletic en 2017, 2018, 2019, 2020 y 2021. Larrañaga lo logró con la Real en 1988, 1989, 1990 y 1991). Iñaki no siempre ha sido titular. En febrero de 2020, ante la Real en Donostia, se cayó del once por primera vez en dos años, llevaba 47 partidos seguidos. Iñaki debutó como león el 6 de diciembre de 2014, frente al Córdoba en San Mamés. Desde entonces acumula 7 temporadas, con 287 partidos en total y 66 goles. Además del récord de Larrañaga, uno de sus sueños es coincidir su hermano Nico, que viene pegando muy fuerte desde el filial. Ya ha sido convocado por el primer equipo, pero no ha llegado a debutar.