REAL MADRID

Odriozola inquieta al Madrid

El donostiarra disputó la segunda parte del Clásico y su actuación fue discreta. Si juega en Anfield podría estar ante su última gran oportunidad...

Madrid

Álvaro Odriozola (25 años) inquieta en el Madrid. El donostiarra jugó toda la segunda parte del Clásico contra el Barcelona y dejó cierta sensación de inseguridad. Algo que tampoco fue una sorpresa, puesto que Zidane ha improvisado con Lucas Vázquez como lateral durante casi toda la temporada porque el donostiarra arroja dudas. Pero esa opción ya no existe, porque el gallego se pierde lo que queda de curso.

Ahora, cuando el Real Madrid afronta el tramo decisivo de la temporada, Zizou puede verse obligado a contar con Odriozola en un choque clave, ante el Liverpool en Anfield el próximo miércoles (21:00 horas, Movistar Liga de Campeones). A falta de saber si Carvajal llega o no a tiempo, el técnico tiene la defensa en cuadro: Ramos sufre una lesión muscular, Varane es baja por COVID y Lucas Vázquez no volverá a jugar esta camapaña.

Odriozola disputó la segunda parte del Clásico y el rendimiento fue discreto. Se quedó en tierra de nadie en el 2-1 de los blaugrana y falló en la jugada en la que Jordi Alba pudo empatar el encuentro. Errores que provocan que Zidane dude sobre su titularidad en la vuelta de los cuartos de Champions.

Futuro incierto

Lo cierto es que esta segunda etapa de Odriozola en el Real Madrid ha sido, hasta el momento, decepcionante. Apenas ha disputado 362 minutos (el jugador de campo que menos ha jugado en toda la plantilla). Esa poca participación es aún más preocupante porque a priori partía como el recambio natural de Carvajal y el canterano blanco sólo ha disputado 945' por diversos problemas físicos. Zidane ha tenido que reconvertir en el lateral derecho a un Lucas Vázquez que, a pesar de estar en su último año de contrato, ha ofrecido más garantías en esa demarcación.

El Real Madrid hizo una fuerte apuesta por Odriozola pero no ha rendido en ninguna de sus dos etapas de blanco y tampoco durante su cesión de media temporada en el Bayern. Por eso, el partido contra el Liverpool puede ser su última gran oportunidad para reivindicar su puesto en la plantilla de Zizou…