ATLÉTICO DE MADRID

Terremoto en la Academia del Atlético

El club ha iniciado una profunda reestructuración prescindiendo de cargos de un fútbol base depauperado y con malos resultados. Planeó el nombre de Gabi como solución.

0
Emilio Gutiérrez, director de la Academia del Atlético, posa sosteniendo uma camiseta del equipo madrileño durante un acto con el Atlético Huracán.
Atlético de Madrid

Seísmo en la Academia del Atlético. El club rojiblanco ha comenzado una fase de profunda reestructuración en los cargos de gestión de su fútbol base y durante las últimas horas ha prescindido de varios de los mandos que en los últimos tiempos llevaban las riendas de la cantera. El Atlético pretende darle un giro a unas deprimidas categorías inferiores, estancadas, con una praxis cuestionable y con unos resultados deficientes. Lo que está pasando con el filial, que lucha por evitar un doble descenso, entienden en lo más alto del organigrama del club, es la punta del iceberg del momento que vive la Academia.

El Atlético prescinde de nombres importantes como Javier Vidales, director metodológico, Javier Fernández, mano derecha del primero, y Juan Coronel, quien había alcanzado como misión principal, que no única, la gestión de la educación deportiva y de la residencia. Los tres estaban por debajo de Emilio Gutiérrez, director de una depauperada academia rojiblanca. El efecto arrastre alcanza también a técnicos. Durante los últimos días ha planeado en el Atlético el nombre de Gabi como figura llamada a ser la que pusiera orden en el lugar que mejor conoce. Son muchos los que le observan como el candidato ideal, siempre que tuviera una capacidad ejecutiva total. Y es que su vuelta hubiera sido vista como el primer paso para algo que se confiesa que se echa en falta: la recuperación de la identidad.

Se achaca falta de implicación sentimental, entre otras cosas, dentro de la propia sección rojiblanca dirigida por un Emilio Gutiérrez que también está bajo la lupa. Y es que se apunta que no ha habido miramientos durante los últimos tiempos para prescindir de forma sorprendente de técnicos de valor, que fuera siguen demostrando sus conocimientos de forma sobrada. El filial puede ser un termómetro de lo que está pasando, aunque no el único. Está peleando por evitar un doble descenso, pese a tener un presupuesto al nivel de algunos equipos de Segunda A. Ese es otro punto cuestionado. La facilidad para adjudicar salarios importantes para jugadores en formación. Fuentes del club colchonero explican que, además, estos cambios son vistos también como una manera de acabar con el pulso entre el departamento de metodología a cargo de Javier Vidales y el de captación, que también se entiende que no ha dado lo mejor, con Natanael Cano como coordinador. De arriba abajo y del primero al último, ahora mismo hay un proceso de valoración en curso en toda la Academia.

La reestructuración acaba de comenzar y no se descartan más movimientos, quedando por ver a quién se le encargará en las próximas horas las funciones de nuevo director de metodología. Además, la salida de Nacho Fernández como técnico del segundo equipo, cuya vacante ha ocupado Antonio Rivas también ha provocado un efecto dominó en los técnicos, que deparará novedades en los próximos días. El Atlético siempre ha tenido una cantera muy eficaz, contando con infinitamente menos recursos que su gran rival el Real Madrid. Con solo dos campos de tierra en el Cotorruelo, llegó a sacar hasta a siete titulares canteranos para el primer equipo en los años 80. Incluso el Atlético actual se ha nutrido de muchos futbolistas de su vivero, algunos de ellos son ahora referencias de la plantilla, pero la situación actual de la Academia no se corresponde con uno de los 10 mejores equipos de Europa. En la Selección Española Sub-21, por ejemplo, no hay presencia rojiblanca.