REAL MADRID

Mbappé, al rojo vivo

Pasan las semanas y el crack sigue rechazando la opción de renovar. Empiezan a sonar posibles sustitutos en París: Messi, Salah, Kane...

El plan trazado por el Real Madrid para que Kylian Mbappé (22 años) vista de blanco se cumple, de momento, al milímetro. El delantero sabe que su opción de aterrizar en el Bernabéu pasa por no extender el contrato que le une al PSG hasta 2022, porque los parisinos nunca negociarían por él en caso de ampliarlo. Los dirigentes blancos, por su parte, saben que todo depende de la fuerza de voluntad que tenga el crack para aguantar las fuertes presiones que lleva meses recibiendo. Hasta ahora, lo ha cumplido a rajatabla: sigue rechazando una oferta de renovación tras otra.

Estas largas de Mbappé provocan que el tema se tense cada vez más. Tanto es así que el PSG trabaja ya en un escenario sin él. Rastrea el mercado y suenan nombres como Messi o Salah, cuya continuidad en sus respectivos clubes no está garantizada. En los últimos días también ha sonado con fuerza el nombre de Harry Kane, a quien Pochettino tuvo a sus órdenes en el Tottenham. La única nota positiva de la salida de Kylian es que los parisinos tendrían un margen de actuación en lo económico para fichar automáticamente a una estrella mundial que intentara amortiguar el fuerte golpe deportivo y mediático que supondría perder a uno de sus grandes referentes.

El Madrid, por su parte, maneja dos escenarios: la llegada de Mbappé este verano o el que viene. En ese sentido, será el PSG quien marque los tiempos. En las oficinas blancas están dispuestos a activar la maquinaría para conseguir el traspaso este mismo mercado de fichajes. Nunca entrarían en conflicto con los parisinos, porque en el pasado han demostrado que la hostilidad es el peor camino para que dejen marchar a sus estrellas (Verratti, Rabiot, Cavani…). Por eso, si el PSG se abre a negociar el Madrid haría un gran esfuerzo porque entienden que se lo deben a Mbappé después del compromiso que está demostrando al rechazar las astronómicas ofertas de renovación que le han puesto sobre la mesa.

Llegada libre

El otro escenario es que el PSG se cierre en banda y no traspase a Mbappé aunque no renueve. Ahí, el Madrid compensaría al delantero con una suculenta prima de fichaje cuando llegara libre en el verano de 2022. Se arriesga a que los parisinos le manden a la grada, como en su día hicieron con Rabiot, aunque sería una postura que perjudicaría a todas las partes: en ese caso el PSG no tendría margen salarial para fichar a un sustituto de primer nivel. Además, el margen de presión hacia Mbappé se reduce. Es año de Mundial, pero se disputará en invierno en Qatar de 2022. Por tanto, el francés no se perdería la cita porque llevaría ya meses en su nuevo club en caso de marcharse libre.

Mbappé, al rojo vivo

Lo que está claro es que el culebrón se acerca cada vez más a su fin. Las próximas semanas van a resultar fundamentales y todos los actores implicados deben empezar a mover ficha. El Madrid, eso sí, mantiene su estrategia: no va a ser el primero en hacerlo porque no quiere entrar en conflicto con el PSG.