BETIS-ATLÉTICO DE MADRID

Simeone: "Siempre jugamos contra todos y contra todo, ¿no?"

El técnico del Atlético habló de su próximo rival, el Betis, de cómo superar la baja de Luis Suárez y del Clásico, "un partido mundial con dos equipos fortísimos".

Diego Pablo Simeone atendió a los medios en la previa de la visita al Betis y horas antes del Clásico que enfrenta a sus dos inmediatos perseguidores. El técnico habló de su rival y de cómo tratar de superar la ausencia de Luis Suárez, lesionado para tres semanas (y sancionado para este partido, igual que Marcos Llorente).

¿Está más cómodo cuando la opinión pública le da como favorito o cuando no le da opciones?

Ya me conocen, no me exalto con la admiración en un buen momento ni me deprimo cuando es una situación compleja. Trabajo de la misma manera, buscando el final que es lo que cuenta y lo único que importa es el partido a partido. El Betis lo viene haciendo muy bien, sobre todo en las diez últimas fechas por lo menos.

¿Los futbolistas deben dar un paso al frente?

Creo que están haciendo una temporada muy importante, sobre todo en Liga, con un crecimiento que buscábamos y esperábamos de la pasada temporada a esta. Ojalá podamos mantenerlo, dando todos el máximo en el partido de mañana.

El jueves hubo comida de grupo, ¿cómo nota los ánimos de la plantilla?

Una comida así siempre sirve. En este periodo que casi no podemos, porque la sociedad vive un momento complicado, tuvimos la posibilidad de estar juntos en un sitio abierto, como en los entrenamientos, pero en otro lugar y siempre suma. Determinante es lo que hagamos en el campo, lo que expresemos en el juego…. A nuestra gente decirle que nos conoce, saben cómo somos, qué idea tenemos y lo que iremos a buscar. Son muchos años. Hablar no me gusta, cuentan los hechos.

¿Le preocupa la falta de efectividad de cara a puerta?

Se puede entrenar, sí, y nos ocupa para intentar mejorar. Pero por eso existen los jugadores que hacen 25 o 30 goles y están los que hacen 5, esto no es noticia. Perdemos a Suárez, que ya lo teníamos perdido y es muy determinante por su contundencia. Tenemos a Correa, que tiene necesidad de reválida, a João me lo imagino como contra el Chelsea… Siempre miro lo positivo y veo muchas cosas positivas. Confío en mis jugadores. Sé la plantilla que hemos formado y venimos en crecimiento continuo, sobre todo en Liga, ojalá podamos mantenerlo.

¿Comparte el mensaje de ‘contra todos, contra todo’?

Siempre jugamos contra todo y contra todos, ¿no? ¿Creen que se juega de otra manera?

De todos los factores para pelear por el título, ¿cuánto influye la suerte con los árbitros?

Saben cuál es mi idea. Llegar peleando a las últimas cinco jornadas de una Liga tan compleja, tan competitiva y tan dura, donde Madrid y Barça nos tienen acostumbrados a que en los últimos diez años siempre ganan ellos salvo en 2014, pedimos eso. Ojalá lleguemos a esas cinco fechas. Antes Luis decía 10 jornadas, pero ha pasado el tiempo y yo digo las últimas cinco.

¿En qué te cambian el plan las bajas de Llorente y Suárez?

No están ellos, pero sí el protagonismo de muchos jugadores que tenemos que hacen gol, como Lemar, Carrasco, Correa, João, Saúl..., el juego aéreo con Giménez, Hermoso, Savic... Para ganar se necesita de todo el equipo y cuando uno tiene la necesidad de compensar la ausencia de Suárez, que ha hecho 19 goles, evidentemente pide una fortaleza en todo el grupo para protegerse.

¿Verá el Clásico? ¿Qué espera para el Atlético?

Lo veremos, claro, es un partido mundial, todo el mundo quiere verlo. Dos equipos fortísimos, que empezaron mal la temporada, pero están ambos en un momento muy bueno, el Barça en Liga y el Madrid en Liga y Champions. Lo miraremos y no nos va a cambiar mucho el resultado que haya. Nuestro objetivo es hacer daño al Betis, que viene trabajando muy bien.

¿Cuáles serán las claves del encuentro?

Ellos tienen un juego asociativo muy bueno, generan situaciones de gol, logran posicionarse bien para atacar, con individualidades con mucho talento, con jugadores de banda que redoblan y son profundos… De nuestra parte, ser un bloque, lo que fuimos hace diez años y lo que tenemos que seguir siendo si queremos competir contra los mejores.